Actualizado 08/09/2008 13:03 CET

Serena Williams derrota a una tenaz Jankovic y logra su tercer corona, con la que recupera el número uno

NUEVA YORK, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

La tenista estadounidense Serena Williams logró el tercer US Open, último 'Grand Slam' de la temporada, de su palmarés después de deshacerse por un claro 6-4 y 7-5 de la serbia Jelena Jankovic, en un triunfo que además le permite recuperar el número uno del mundo en la lista de entradas de la WTA cinco años después.

La menor de las Williams, que reconoció al final del encuentro sentirse con energía y fuerzas como si hubiera comenzado de nuevo carrera deportiva, conquista así su noveno 'grande' con una corona estadounidense que se le resistía desde 2002.

Y es que a sus 26 años, Serena Williams parece haber recuperado, tras superar numerosas lesiones y otros tantos intereses extradeportivos, que la llevaron a ganar el Open de Australia en 2007 situada en el puesto 81º del mundo, la voracidad que la convirtió en una auténtica dominadora del circuito femenino años atrás.

Pero el camino al éxito no fue fácil en una final en la que Jankovic vendió cara la derrota. Sin embargo, en la primera manga, la estrella local rompió hasta en tres ocasiones el saque de su rival para ponerse por delante ante la serbia que sólo cedió definitivamente el parcial tras la tercera ruptura.

Y es que los nervios parecían pasar factura a Jankovic en su primera final de un 'Grand Slam', todo a pesar de haber comenzado con 2-1 y saque a su favor. Williams, que venía de arrollar en semifinales a la rusa Dinara Safina (6-3 y 6-2) centró su juego y ganó cuatro juegos consecutivos para colocar un 5-2 rotundo que dejó el set listo para sentencia.

Con un set en contra, Jankovic pasó sus peores momentos sobre la pista y a duras penas retuvo el primer servicio del que dispuso en la segunda manga para lograr la igualada a un juego. Así, ambas jugadoras optaron por defender su servicio en lugar de lanzarse por el de su oponente, una táctica más defensiva que llevó al 3-3 sin grietas en el marcador, aunque la balcánica de nuevo tuvo que salvar dos bolas de 'break' para ello.

En el séptimo juego, un golpe desde el fondo de la pista de Serena Williams se quedó en la red para colocar el 4-3 en el primer 'break' a favor de la europea en toda la final, que incluso logró adelantarse 5-3 y 0-40 con tres bolas de set para mandar el choque al tercer y definitivo parcial. Pero, Williams sacó entonces su mejor tenis e invirtió la situación para salvar primero su saque y ponerse después 0-40 de nuevo, esta vez, a su favor.

Jankovic se rehizo y levantó las tres ventajas de Williams en un décimo juego maratoniano en el que la serbia evitó otras dos bolas de 'break' más y dispuso de una cuarta pelota de set, que se diluyó por culpa de una inesperada doble-falta, que enterró todas sus opciones de triunfo, pues acusó en los juegos posteriores el duro golpe psicológico.

Pese a ello, salvó con un potente revés la primera oportunidad de cerrar el torneo de Serena, que no desaprovechó la segunda que se le presentó con un revés ganador que superó la subida de Jankovic a la red para cerrar la final en dos horas y cuatro minutos de juego.