Tenis.- La belga Kim Clijsters anuncia su retirada al final de esta temporada para formar una familia

Actualizado 14/01/2007 13:01:47 CET

MELBOURNE (AUSTRALIA), 14 Ene. (EP/AP) -

La tenista belga Kim Clijsters anunció su deseo de retirarse de la competición a finales de este año para formar una familia con el jugador de baloncesto americano Brian Lynch, con quien contraerá matrimonio el próximo verano.

A pesar de su juventud, apenas 24 años, Clijsters, marcada por las lesiones durante los últimos años, se mostró cansada del alto nivel de competición y deseosa de iniciar una vida más tranquila lejos de las pistas, a las que llegó como profesional en 1997.

La belga, que el año pasado se hizo con tres títulos, terminó la temporada entre las cinco jugadoras del mundo por tercera vez de forma consecutiva. Sin embargo, las lesiones en los tobillos y muñecas le mermaron durante todo el año.

"He jugado muchos partidos durante los años en que he estado en forma. He jugado muchos encuentros individuales y de dobles y pienso que es demasiado exigente para mi cuerpo", dijo al respecto.

"Los dos últimos años me he empezado a dar cuenta de que mi cuerpo no puede aguantar ese ritmo más. Sé qué bien me sentía cuando jugaba mi mejor tenis y ahora que no me siento siempre así es muy frustrante. No hay nada tan frustrante como ser una atleta y no poder hacer lo que eres capaz de hacer", añadió.

No obstante, Clijsters, ganadora de un Open USA, espera poder cerrar su carrera con más títulos. Paradójicamente, la jugadora belga se ha mostrado en un gran estado de forma durante las últimas semanas en las que se hizo con el torneo de Sydney, tras derrotar a la rusa Maria Sharapova, de cara a la disputa del primer 'grand slam' de la temporada, el Open de Australia, que comienza el lunes 15 de enero.

"Me siento bien y eso es lo más importante. Físicamente, nada me está molestando", señaló Clijsters quien, además, reconoció estar deseosa por casarse y tener niños, a pesar de que echará de menos el circuito.

"Lo más duro será decir adiós a toda la gente y amigos que he conocido durante este tiempo. Los voluntarios, los jugadores. Ha sido muy divertido. Para mí nunca ha sido simplemente tenis, me ha gustado conocer y hacer amigos mientras tanto", concluyó.