Tenis/Madrid.- Nalbandián se convierte en el primer finalista al superar a Djokovic

Actualizado 20/10/2007 17:48:42 CET

El argentino confirma su regreso a la elite con victorias consecutivas ante el número dos y tres del mundo

MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El tenista argentino David Nalbandián, verdugo ayer de Rafa Nadal, se convirtió en el primer finalista del Mutua Madrileña Masters de Madrid al superar al serbio Novak Djokovic y espera rival del choque que disputarán a continuación el suizo Roger Federer y el alemán Nicolas Kiefer.

El sudamericano confirmó que está de regreso en el circuito al encadenar victorias ante el número dos y el número tres del mundo, al que superó por 6-4 y 7-6 (4), en una semana en la que también se ha impuesto al checo Tomas Berdych, duodécimo en el ranking de la ATP.

El jugador de Córdoba, que ayer vapuleó a Nadal (6-1 y 6-2), necesitó hacer hoy más esfuerzos para superar al balcánico, pero volvió a exhibir el nivel de forma que le permitió adjudicarse la Copa Masters hace dos campañas.

Anclado ahora en la vigésimo quinta posición mundial, Nalbandián ha demostrado en Madrid, finalista en dos ocasiones (2004 y 2007) y semifinalista en las cuatro últimas ediciones, sus deseos de volver al 'top ten' y las cualidades que le permitieron ocupar el tercer escalafón mundial en marzo de 2006.

Nalbandián saltó a la pista lleno de confianza tras el importante triunfo de ayer ante el manacorí y decidido a tomarse la revancha de su único duelo previo ante Djokovic, en el pasado Masters Series de Canadá, dejando de lado una campaña aciaga, en la que su mejor resultado eran los cuartos en el Conde de Godó el pasado mes de abril.

Así, aprovechó las dudas iniciales del serbio, que se cargó de errores no forzados -19 en el primer set y 34 en el partido--, para plantearle los primeros apuros. El sudamericano logró el 'break' en el tercer juego (2-1) que le permitía plantearse el duelo con cierta comodidad. A partir de ahí, Djokovic se volvió más agresivo, apoyado sobre todo en su potente saque -nueve 'aces' en el partido--.

Sin embargo, sólo gozó de una oportunidad para empatar la contienda, en el sexto juego, que el argentino, que se había llevado varios de sus servicios en blanco, salvó con relativa facilidad. En la segunda manga, Djokovic estuvo más eficaz y no permitió a Nalbandián que pusiera en compromisos su servicio.

De todos modos, sólo tuvo una ocasión de 'break' (con 6-5 a su favor en el electrónico), pero no pudo evitar la disputa del 'tie break'. En él, Nalbandián volvió a ser más consistente y se cobró las primeras rentas (4-1) para terminar cerrando el partido con 7-4.