Actualizado 21/12/2016 19:25 CET

La broma que consiguió que decenas de perros fueran adoptados

La broma que consiguió que decenas de perros fueran adoptados
YOUTUBE

EDIZIONES, 21 Dic.

Sherry es la propietaria de West Coast Animal Rescue, un refugio para perros con recursos muy limitados cuyo funcionamiento depende mucho de la ayuda de los voluntarios. Con el fin de dar mayor visibilidad a sus integrantes, Sherry organizó un evento de adopción para el que contrató a un equipo de profesionales encargados de sacar el lado más fotogénico de los peludos.

Lo que no sabía esta buena mujer es que estos profesionales que contrató le gastarían una broma de esas que merece la pena gastar.

El equipo de Prank it Foward se hizo eco de lo que Sherry quería hacer para su refugio y entonces decidió inmiscuirse en sus asuntos. Prank it FWD se dedica a gastar bromas en formato vídeo que son inofensivas, audaces, útiles y que realmente marcan una diferencia en la vida de sus víctimas, a la par que te sacan una sonrisa y recaudan fondos para buenas causas.

La inocentada comienza sin que Sherry sospeche nada. Como hemos contado antes, ella en todo momento cree que habla para las cámaras que contrató y en ningún momento sospecha de la que le tienen montada entre todos.

"Un buen día para nosotros es aquel en el que suceden cinco adopciones", dice Sherry en un determinado momento, antes de que un supuesto inspector interrumpe su discurso para darle un ultimátum: "Tiene una hora para adoptar a todos estos perros o desalojarlos de aquí porque no cumple con los permisos pertinentes para tener aquí a treinta perros", le espetó uno de los compinches de la broma.

La desesperación de Sherry se hace evidente en el momento en que empieza a ver que nadie ha acudido a su evento. Tiene 30 perros a los que encontrar un hogar en una hora y no ha aparecido ningún adoptante.

Por si fuera poco, el mismo inspector de antes vuelve a aparecer en escena antes de la hora, pero esta vez con una grata sorpresa. "Hemos estado trabajando durante meses para enseñarte esto", le dice a una emocionada Sherry. ¿La sorpresa final? El equipo de Prank it FWD y los voluntarios de su refugio encontraron un hogar para todos y cada uno de los 30 perros del evento.

Precioso el trabajo en conjunto e inmejorable el resultado final