Actualizado 15/11/2017 13:48:15 +00:00 CET

Este perro tiene que comer en una silla alta ya que es la única forma en que se puede alimentar

Tink
INSTAGRAM
     

EDIZIONES, 15 nov.

A simple vista, Tink, una preciosa labrador de poco más de un año de edad, llama la atención por sus increíbles ojos verdosos que contrastan con su pelaje aterciopelado de color gris plata. Pero no es lo único por lo que destaca esta perrita. Cada vez que come, a Tink la colocan en una especie de trona alta; de lo contrario sería imposible alimentarla.

tink silla

Tink nació con una condición rara que se conoce como megaesófago. Lo que significa que cuando Tink come, la comida y el agua nunca llegan al estómago.

Los Sullivan, que adoptaron a la perrita en septiembre del año pasado, se dieron cuenta de que algo no iba bien cuando, a la semana de estar con ellos, no paraba de vomitar la comida. Después de varias pruebas, el diagnóstico fue claro.

tink comidas

El funcionamiento del esófago es transportar la comida y el agua que se ingiere al estómago mediante un movimiento ondulatorio, en un proceso llamado peristalsis. El esófago de Tink no puede hacer ese movimiento, así que la comida se queda en el esófago estancada. Si la comida se queda allí, el perro la regurgitará.

tink portada 2

La solución a este problema se llama 'silla bailey', que consiste en una especie de trona alta especialmente diseñada para que el perro se apoye en ella, permitiéndole comer en posición vertical y favorecer que la comida se mueva hacia el estómago gracias a la gravedad.

tink silla descanso

Tink come cuatro veces al día en una 'silla bailey' y lo lleva haciendo desde las 9 semanas de edad. Después de comer, y como si de un bebé se tratase, a Tink hay que sacarle los gases y hacerle un masaje en el esófago para ayudarla a transportar la comida.

tink familia

Tink tiene mucha suerte de haberse topado con los Sullivan, que con todo el amor y la paciencia del mundo llevan a cabo este ritual varias veces al día, todos los días del año. Otros perros con su condición no suelen tener esa suerte y son sacrificados.

Si quieres ayudar a Tink y a los Sullivan, visita su página de GoFundMe

Para leer más

¿Ya conoces Videlo, nuestro canal de youtube? ¡Suscríbete!