4 de junio de 2020
 
Actualizado 15/11/2016 8:51:39 +00:00 CET

La Cabalgata de los Reyes Magos: 5 anécdotas reales y curiosas

Cabalgata de los Reyes Magos
Foto: WIKIMEDIA COMMONS
    
       

DESCONECTA, 05 Ene.

Ser Rey Mago no es una profesión sencilla. Trabajar una noche al año, habiendo tantos niños a los que repartir regalos no es una labor que tenga que tomarse a la ligera y, como en todas, las prisas y los cambios de última hora no son buenos consejeros. Si a eso le unimos que el día anterior se tienen que preparar para la Cabalgata de muchas ciudades, el resultado puede dar para un anecdotario de lo más curioso.

La cabalgata de los Reyes Magos es un momento único y lleno de magia para los niños españoles y de algunas partes del mundo, donde también es tradición ver desfilar a Sus Majestades mientras obsequian con caramelos a su paso.

En nuestro país, la cabalgata considerada más antigua es la de Alcoy y se celebra en la ciudad alicantina desde hace más de un siglo. Muchos son los años en que cada 5 de enero se repite el mismo desfile no sólo en Alcoy, sino en muchas ciudades españolas.

Tantos años han dado lugar a cuantiosas anécdotas entrañables, algunas, y aparatosas, otras. Amén de los 'caramelazos' que forman parte también de la tradición de anécdotas de este día.

Melchor no puede terminar su discurso

Una vez finalizada la Cabalgata de los Reyes de la localidad de Andoain (Guipúzcoa), era el momento del discurso del Rey Melchor desde el balcón del Ayuntamiento. La emoción del momento impidió a Su Majestad que pudiese pronunciarlo y el Rey Gaspar tomó las riendas, terminando con una gratificante ovación por parte de los niños.

El rey Baltasar no está pintado

También en la localidad de Andoain, una niña protagonizó una curiosa anécdota en la que tuvo que ver para creer. La pequeña, convencida de que el rey Baltasar estaba pintado de betún tuvo que tocar a Su Majestad de Oriente para caer en la cuenta y terminar de creer en la magia.

La carroza del Rey Gaspar sale en llamas

 

Sucedía en Huelva hace dos años cuando el Rey Gaspar se llevaba un buen susto al caerse un foco en su carroza y prenderse fuego. Por suerte, todo quedó en un pequeño susto y las llamas, que se extinguieron con éxito, no impidieron la salida del Rey Gaspar.

Dumbo se quedó sin orejas

Un cambio de última hora en el recorrido de la Cabalgata de los Reyes Magos en Soria, producto de unas obras, provocó que la carroza de Dumbo, el entrañable elefante de Disney, tuviese que perder sus dos orejas para poder seguir el itinerario. Precisamente, sus orejas fueron las causantes de no poder caber por algunas calles.

Baltasar se queda sin frenos

 

Un fallo técnico en el Cadillac en el que viajaba el Rey Baltasar, durante la cabalgata de Alicante del pasado 2014, fue detectado a tiempo por Su Majestad. El chófer de Baltasar se percató de que los frenos de su coche no le respondían y salió del recorrido para evitar un mal mayor. El cadillac tuvo que 'frenar' en la puerta del Parque de Bomberos y, por suerte, todos salieron ilesos.

¿Ya conoces Videlo, nuestro canal de youtube? ¡Suscríbete!