Encuentran a la abeja más grande del mundo viva, años después de que se creyera extinta

Encuentran a la abeja más grande del mundo viva, años después de que se creyera
CAPTURA TWITTER/PRESS ASSOCIATION
Actualizado 22/02/2019 13:28:57 CET

EDIZIONES, 22 de feb.

La enorme abeja de Wallace se descubrió por primera vez en el año 1859, pero en 1981, los científicos le perdieron la pista. Ahora, tres décadas después de creerla extinta, la abeja más grande del mundo, cuyo tamaño es igual al de un pulgar humano, ha sido redescubierta en una isla de indonesia poco explorada, conocida como Molucas del Norte.

Un equipo de expertos se embarcó en una expedición el mes pasado, siguiendo los pasos de Alfred Russel Wallace, quien descubrió la abeja por primera vez, con la esperanza de encontrar al insecto perdido con vida. Con el equipo viajó el fotógrafo Clay Bolt, quien se convirtió en la primera persona en 38 años en capturar a un ejemplar de estas características con su cámara.

El espécimen localizado es una hembra viva a la que no dudaron en retratar tanto en fotografía como en vídeo. "Fue absolutamente impresionante ver a este 'bulldog volador' que no estábamos seguros de encontrar y cruzárnoslo de bruces en medio de la naturaleza", comentó Bolt a la BBC.

Los científicos se han mostrado optimistas con el hallazgo, pues creen que genera esperanzas de que la isla albergue a más de su especie, una de las especies más raras del planeta, lo que podría ayudar a ampliar los conocimientos sobre este insecto y protegerlo de la extinción.

La abeja Wallace

Conocida como la abeja más grande del mundo, crece hasta los 3,8 centímetros de largo y posee una envergadura de 6,3 centímetros. Su mandíbula grande parece la de un escarabajo ciervo y la usa para construir madrigueras dentro de los nidos de las termitas, donde las hembras crían a sus crías. Su alimentación se basa en el néctar y el polen.