Los 7 juegos más tradicionales (o no) para Halloween

Actualizado 28/10/2016 13:14:06 CET
Los juegos de Halloween más tradicionales (o no)
Foto: FLICKR
       

DESCONECTA, 30 Oct.

¿Truco o trato? Halloween, la noche de los muertos vivientes y las brujas ya ha llegado y con ella llega el tiempo para desempolvar los juegos de Halloween más tradicionales -y los que no lo son tanto- para pasar una noche de miedo.

Este año Halloween cae en sábado por lo que es probable que muchas sean las reuniones familiares y de amigos que se produzcan poniendo como excusa esta celebración. Además de pasar un divertido rato en familia colaborando en las labores de decoración o preparando divertidas recetas, los niños y también -por qué no- los adultos pueden entretener la velada participando en alguno de estos 7 clásicos juegos de terror que cobran un sentido más tenebroso si se juegan en Halloween. ¡Toma nota!

¿Truco o Trato?

Para jugar a 'truco o trato' es requisito imprescindible disfrazarse, llevar una bolsa o una cesta para hacer acopio de caramelos y tener preparada la travesura que vamos a hacer si al adulto a quien le formulamos la pregunta no tuviera dulces o chucherías. Entendiendose por travesura aquellas acciones en tono de broma que queden fuera del vandalismo.

Charlie, Charlie challenge

El juego más viral de redes sociales es también el acompañamiento ideal para entretener una velada de Halloween que se precie. Su procedimiento es sencillo: En un folio en blanco escribiremos a modo de cuadrícula las palabras 'Sí' y 'No' alternadas (tal y como muestra la imagen). A continuación colocaremos un lápiz de manera horizontal en medio y superpondremos otro de manera perpendicular al primero y sin que toque el suelo. El juego consiste en hacer preguntas al espíritu maligno llamado 'Charlie' que, supuestamente, responderá a cada una de ellas haciendo girar el lápiz hacia el 'Sí' o hacia el 'No'.

Tinieblas

La versión más tenebrosa del escondite la encontramos en las 'tinieblas'. Se juega con una habitación completamente a oscuras en la que los jugadores tendrán que esconderse. Mientras todos se esconden, el jugador que 'se la liga' queda fuera contando hasta el número que han acordado previamente. Cuando entre en la habitación, tendrá que localizar al resto de jugadores sin la posibilidad de encender una luz o linterna.

Verónica

El juego de Verónica pertenece a una leyenda urbana vinculada a un juego o ritual adivinatorio. Las consultas se suelen centrar en temas del primer amor o la muerte aunque popularmente también sobre acontecimientos futuros. Se juega dentro de una habitación a oscuras con espejo, velas y unas tijeras. El juego consiste en colocar una mano en el espejo y repetir 9 veces la palabra 'Verónica' y espera a ver qué pasa.

Muerde la manzana

Uno de los juegos más divertidos para hacer con los más peques es el de 'muerde la manzana'. El juego consiste en colgar una manzana con hilo de pescar en el techo y vendar los ojos de todos los participantes. A continuación, se les dará varias vueltas para desorientarles un poco y se dará el pistoletazo de salida para ver quién es el primero en darle un mordisco. ¡Ah!, por cierto, queda prohibido utilizar las manos.

¡Abracadabra!

"¡Abracadabra! Os transformo en...(algún animal, personaje de ficción, cantante, deportista, objeto, etc)". El juego consiste en el hechizo que lanza una bruja, jugador central, al resto de jugadores. Una vez lanzado el hechizo, éstos dan varias vueltas entre sí para desorientar y a continuación tienen que adoptar la pose de aquello que la bruja haya dictado. El que mejor pose tenga es el que se convierte en bruja.

El cazafantasmas

En una habitación a oscuras, todos los jugadores estarán muy quietos, semi-escondidos y sin hacer mucho ruido, tal y como harían los fantasmas. En cuanto estén listos, entrará el jugador cazafantasmas con una linterna que encenderá unos segundos apuntando en una dirección y la volverá a apagar. El deber del cazafantasmas es decir el nombre de los jugadores que ha visto y otorgarles un punto. El jugador que gana es el que menos puntos ha tenido en un total de 10 relámpagos de linterna. El premio es convertirse en el cazafantasmas.