Un traje de 440.000$ te permitirá volar como 'Iron Man'

Iron man
YOUTUBE
Actualizado 23/07/2018 13:12:07 CET

EDIZIONES, 23 jul.-18

El sueño del hombre por volar como un pájaro se remonta a tiempos inmemoriales y se ha descrito, incluso, hasta en la mitología con numerosas historias, siendo la más conocida la de Ícaro y su padre Dédalo. Desde entonces y hasta ahora, la tecnología ha facilitado en gran medida ese deseo intrínseco del ser humano por surcar los cielos.

Volar sin alas, como los superhéroes de las películas, es un sueño cada vez más alcanzable, aunque no para todos los bolsillos. Si tienes en tu haber 440.000 dólares (unos 378.000 euros), puedes hacerte con un traje 'jetpack', inspirado en el traje de Iron Man que usó Robert Downey Jr., con el que poder volar.

Richard Browning, comerciante británico y fundador de Gravity Industries, es el artífice de este invento. Él mismo se ha ofrecido como conejillo de indias para protagonizar las numerosas demostraciones que ha realizado en todo el mundo. La última de ellas tuvo lugar la semana pasada en una calle cortada frente a los grandes almacenes de lujo Selfridges de Londres, Reino Unido, donde el traje está a la venta.

El traje está compuesto por cinco motores a reacción en miniatura acoplados a los brazos y a la espalda del piloto y funciona con combustible a reacción o diesel. Puede alcanzar velocidades de hasta 50 kilómetros por hora y un límite de altura de 12.000 pies, aunque su inventor no se aleja más de unos pocos metros del suelo cuando realiza sus demostraciones, por cuestión de seguridad.

Según declaraciones de Browning a New York Post, el artilugio consume aproximadamente cuatro litros de combustible por minuto durante el vuelo estacionario, por lo que se puede volar durante tres o cuatro minutos con bastante facilidad. La autonomía del traje es algo que, en sus palabras, "estamos buscando mejorar, pero es la consecuencia inevitable de volar sin alas".

Los curiosos que se acecaron pudieron probar una versión del traje en realidad virtual. Así mismo, fueron informados de que, si decidieran invertir su dinero en adquirir uno, se les ofrecerá entrenamiento, así como la posibilidad de hacerlo a medida.

En cuanto a la experiencia de volar, Browning asegura que "en realidad es sorprendentemente tranquilo y no muy violento. Es muy pasivo y amable cuando lo estás pilotando".