Economía/Empresas.- (Ampl.) Abertis, Citi y Criteria se adjudican la autopista de Pensilvania por 8.300 millones

Actualizado 19/05/2008 20:41:12 CET

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

Abertis, en consorcio con Citigroup y Criteria, se ha adjudicado la privatización de la autopista Turnpike de Pensilvania (Estados Unidos) al presentar una oferta de 12.800 millones de dólares (unos 8.300 millones de euros), informó hoy el grupo de concesiones.

El importe total que requerirá el contrato para cubrir las necesidades de fondos para la oferta y la puesta en marcha de la gestión asciende a 14.500 millones de dólares (unos 9.355 millones de euros).

Se trata de la mayor privatización de una autopista realizada por Estados Unidos y, con ella, el grupo español de concesiones controlado por ACS y 'La Caixa' logra su primera vía en el mercado norteamericano.

Abertis lidera el consorcio adjudicatario, con una participación del 50%. Citigroup tendrá un porcentaje del 41,67% y el 8,33% corresponderá a Criteria Caixa Corp, que es accionista de Abertis.

El 'holding' de 'La Caixa' indicó, por su parte, que su inversión en el consorcio tiene "carácter financiero" y se realiza para apoyar a Abertis en una "oportunidad única y excepcional para su crecimiento estratégico".

En cuanto a la financiación del importe total que requerirá el proyecto, el 41,4% (unos 3.872 millones de euros) se cubrirá a través de aportaciones de capital de los socios, y el 58,6% restante (unos 5.481 millones de euros) mediante deuda bancaria.

El contrato consiste en la gestión durante los próximos 75 años de la vía, de 801 kilómetros de longitud, repartidos en dos ejes y dos extensiones que cruza todo el Estado de Pensilvania y sus principales núcleos urbanos. En concreto, la vía enlaza hacia el Oeste con Philadelphia y hacia el Norte con Scranton y el eje que, a su vez, conecta las autopistas a Boston, Nueva York y Chicago. Además presenta dos extensiones en el área de Pittsburg.

Según los adjudicatarios, se trata de un corredor que, tras 70 años en servicio, está "muy consolidado" y da servicio a una de las zonas económicas "más dinámicas del país".

35.000 VEHICULOS DIARIOS.

En el ejercicio fiscal 2006-2007 la vía registró una intensidad media diaria de tráfico de 35.000 vehículos, superior a la que Abertis registró el pasado año en las redes que explota en España (27.600 vehículos) y Francia (24.000 vehículos).

Por la privatización de esta autopista compitieron otras dos ofertas, una liderada por Goldman Sachs y otra integrada por el grupo australiano Macquarie y la también española Cintra, filial de autopistas de Ferrovial. Su adjudicación queda ahora pendiente de las pertinentes autorizaciones por parte del Estado de Pensilvania.

En un comunicado, el consejero delegado de Abertis, Salvador Alemany, calificó la adjudicación como un "nuevo hito en la historia del grupo", que ya estaba en Estados Unidos a través del negocio aeroportuario desde 2005. De hecho, en la actualidad, la compañía está también interesada en la privatización del aeropuerto de Chicago.

Así, Abertis considera que la operación supone "un nuevo paso" en su estrategia de internacionalización, y su entrada en el negocio de autopistas de Estados Unidos, un país y un mercado que considera "estratégicos".

La operación eleva la red de autopistas de gestión directa de Abertis a más de 4.100 kilómetros, de los que un 63% se encontrarán fuera de España (indirectamente participa en la explotación de otros 5.600 kilómetros). Asimismo, alargará la vida media de estas concesiones desde 18 a 28 años y consolidará la diversificación geográfica del grupo.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) suspendió la cotización de Abertis antes de que el grupo difundiera la noticia, cuando cotizaba a 21,08 euros por acción (+0,96%), precio al que retomará mañana la negociación en bolsa, dado que el supervisor levantó la suspensión a partir de las 8.30 horas.