Publicado 25/06/2020 13:16:29 +02:00CET

El precio de los carburantes encadena su séptima subida consecutiva y acumula un encarecimiento de más del 5%

Un hombre echa gasolina a su coche en una gasolinera
Un hombre echa gasolina a su coche en una gasolinera - Óscar Cañas - Europa Press - Archivo

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El precio de los carburantes ha encadenado esta semana su séptima subida consecutiva y ya acumula un encarecimiento de hasta más del 5% desde los mínimos que tocaron a principios de mayo en plena pandemia del coronavirus.

En concreto, el precio medio del litro de gasóleo ha subido esta semana un 0,88% con respecto a la semana anterior, hasta situarse en los 1,028 euros, según datos del Boletín Petrolero de la UE consultados por Europa Press.

En el caso del litro de gasolina, esta semana se ha encarecido casi un 1%, enlazando así una nueva subida, para escalar a un precio medio de 1,130 euros.

Desde que se rompió a mediados de mayo la tendencia bajista que llevaban los carburantes, los precios del litro de gasolina han recuperado un 5,4% desde los mínimos que tocaron, mientras que los del gasóleo suben casi un 4,8%.

No obstante, a pesar de este cambio de tendencia al alza en los precios de los carburantes, que corta así la espiral bajista en la que entraron desde hace dos meses, el diésel es casi un 16% más barato con respecto a los precios en que arrancó 2020, mientras que la gasolina registra un precio un 14% inferior.

Ello es debido, principalmente, al importante descenso en los precios de los carburantes que desde marzo ha venido acompañado del desplome en los mercados internacionales del crudo en los últimos meses, agudizado por la pandemia del Covid-19.

De todas maneras, el petróleo mantenía este jueves la recuperación iniciada hace ya unas semanas. Así, el barril de Brent, de referencia en Europa, se mantenía estable por encima de los 40 dólares, mientras que el Texas se intercambiaba a casi 38 dólares.

A pesar de este desplome en lo que va de año registrado por el petróleo en los últimos meses, el descenso en los precios de los carburantes no varía en la misma proporción, ya que no tienen una relación directa con la cotización del barril de crudo, sino que dependen de las cotizaciones de la gasolina y gasóleo en los mercados al por mayor, todos ellos en dólares.

Además, los precios publicados por el Boletín Petrolero corresponden a la media de los precios diarios de la semana anterior, por lo que existe un decalaje entre los precios publicados y los precios reales.

En España, la gasolina sigue estando más barata respecto a la media de la Unión Europea (UE) y la zona euro, donde el litro cuesta 1,252 euros y 1,303 euros, respectivamente, al mismo tiempo que el litro de gasóleo cuesta de media 1,118 euros en la UE y 1,141 euros en la eurozona.

El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos y a los gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal, en general, que la media comunitaria.

Contador

Para leer más