El Banco Santander 'ficha' a Andrea Orcel, de UBS, como nuevo consejero delegado

Orcel
UBS
Actualizado 26/09/2018 10:25:13 CET

José Antonio Álvarez, actual CEO de Santander, será nombrado presidente ejecutivo de Santander España y vicepresidente del banco

MADRID, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Banco Santander ha 'fichado' a Andrea Orcel, actual miembro del comité ejecutivo de UBS Group, como nuevo consejero delegado del banco, cargo que asumirá el 1 de enero de 2019 en sustitución de José Antonio Álvarez, informó la entidad.

De su lado, Álvarez será nombrado presidente ejecutivo de Santander España y vicepresidente de Banco Santander, en sustitución de Rodrigo Echenique, que cesará como vicepresidente y mantendrá su cargo como consejero no ejecutivo. En el momento de asumir estas funciones, Álvarez dejará de ser consejero delegado.

Orcel, actualmente en el comité ejecutivo de UBS Group, desempeñó previamente puestos ejecutivos de responsabilidad en Bank of America y Merrill Lynch. Ocupará en el consejo la vacante que deja Juan Miguel Villar Mir, quien abandonará el máximo órgano de gobierno tras presentar su renuncia una vez vencido su mandato.

La entidad destaca que el próximo CEO "aporta años de experiencia y conocimiento, después de casi dos décadas de trabajar estrechamente con Santander".

Los nombramientos tendrán efecto una vez obtenidas las autorizaciones correspondientes -incluidas las relativas al actual empleo de Orcel- y, en todo caso, nunca antes de enero de 2019.

En ese momento, Álvarez y Bruce Carnegie Brown pasarán a ser los únicos vicepresidentes de Banco Santander, dejando de ostentar el cargo de vicepresidente, pero manteniendo su cargo de consejero, Guillermo de la Dehesa.

Ana Botín, presidenta ejecutiva de Banco Santander, tras agradecer la labor desarrollada por Echenique ("mi mayor apoyo en estos años"), ha destacado que "la experiencia internacional de Andrea Orcel y su conocimiento estratégico del negocio de banca comercial fortalecen al equipo del banco y nos ayudarán a continuar ejecutando nuestra estrategia, cuyo objetivo es ser el mejor banco comercial".

Botín ha puesto en valor que Orcel conoce "a fondo" el negocio de la banca comercial y tiene amplia experiencia en gestión de equipos en organizaciones "más horizontales y colaborativas", tanto en Europa como en América.

"Tendrá un importante papel en la construcción de plataformas digitales integradas para el Grupo, al tiempo que preservamos nuestro modelo de filiales. Andrea Orcel ha colaborado con el banco en sus decisiones estratégicas desde hace casi dos décadas, y entiende y comparte nuestros valores y cultura", ha resaltado.

El mensaje de Botín de que la entidad preserva su modelo de filiales tiene especial calado después de que el actual consejero delegado, José Antonio Álvarez, insinuase que el grupo podría plantearse la posibilidad de cambiar su estructura legal si el Gobierno acabara aplicando un impuesto a la banca que estableciera una doble imposición a los dividendos repatriados de sus filiales.

Andrea Orcel se ha mostrado orgulloso y encantado con el nombramiento y ha expresado su deseo de trabajar con todo el equipo para que Santander siga siendo una referencia de la banca mundial.

Tras afirmar que su prioridad inmediata es reunirse con "tantos colegas como sea posible" para conocer su visión sobre el banco, ha resaltado que la transformación cultural y de negocio del sector financiero se está acelerando, y tiene cada vez más viento en contra y disrupción.

"En lugar de luchar contra estos desafíos, las empresas ganadoras los aceptan, motivan a sus equipos y los aprovechan para que se conviertan en una oportunidad que les ayude a crecer y obtener ventajas competitivas duraderas. No tengo ninguna duda de que si todos trabajamos juntos para aprovechar al máximo la sólida cultura, marca y franquicia global de Santander, continuaremos siendo una de esas organizaciones ganadoras", ha manifestado Orcel.

En los últimos años Banco Santander ha renovado gran parte de su equipo directivo, presentando una nueva estrategia con foco en la vinculación de clientes y basada en una única nueva cultura corporativa para sus 200.000 empleados.

Los avances en esta transformación han permitido a la entidad situarse entre los tres primeros bancos en satisfacción de cliente en la mayoría de sus mercados, destaca la entidad.

En octubre 2015 Santander anunció su plan estratégico a medio plazo y la previsión es cumplir todos los objetivos que se marcaron. Así, a final de 2018 el banco habrá casi doblado el número de clientes digitales, desde 16 millones a 30 millones, e incrementado el número de clientes vinculados en un 40%, hasta 19,1 millones.

En este periodo Santander ha fortalecido su solvencia incrementando en 16.000 millones de euros su capital CET1, hasta el 10,8% en el segundo trimestre de 2018, y ha aumentado el dividendo en efectivo por acción un 132%.

PLATAFORMA DIGITAL INTEGRADA EN TODO EL GRUPO

A principios de 2019 Banco Santander presentará su nuevo plan a medio plazo, siguiendo la misma estrategia que anunció en 2015: ser el mejor banco comercial en todos los países en los que opera, con foco en vinculación de clientes y, al tiempo, construir una plataforma digital e integrada en todo el Grupo.

Para la presidenta del banco, la presencia del Santander, con masa crítica tanto en países maduros como emergentes, en donde cuenta con 140 millones de clientes, es una posición de partida "única" entre las entidades comparables para construir una plataforma "abierta, integrada y digital" de servicios financieros que ofrezca los mejores productos, servicios y tecnología de manera eficiente y con transparencia a sus clientes.

"Hoy reforzamos el equipo con el objetivo de acelerar la ejecución de estos planes compartiendo las mejores prácticas e innovaciones que se están produciendo en los distintos países y negocios", ha resaltado.

De su lado, José Antonio Álvarez ha expresado su "ilusión" por asumir la presidencia ejecutiva del primer banco español. "Por delante tenemos retos muy importantes como son la integración de las dos redes, Santander y Popular, y, sobre todo, conseguir que Santander España sea el mejor del Grupo".

Botín ha destacado que Álvarez ha sido clave en la ejecución y cumplimiento del plan estratégico y que como presidente ejecutivo de Santander España completará la integración de Banco Popular y desempeñará "importantes funciones estratégicas" desde su posición como miembro de la comisión ejecutiva y vicepresidente del consejo.

Estos cambios en la cúpula de la entidad continúan la trayectoria de hace unos años de construir un equipo directivo y un consejo más diverso e internacional.

ANDREA ORCEL, CO-CEO DE UBS INVESTMENT BANK

Andrea Orcel es co-consejero delegado de UBS Investment Bank y se incorporó a UBS en julio de 2012. Anteriormente fue presidente ejecutivo y director general de Mercados Emergentes (excluyendo Asia) de Bank of America, y fue responsable de la división de Organización Global de Merrill Lynch.

El nuevo consejero delegado de Banco Santander trabajó previamente en Boston Consulting Group como consultor senior y en el área de Renta Fija de Goldman Sachs.

Orcel se graduó summa cum laude en Económicas y Comercio por la Universidad de Roma 'La Sapienza' y tiene un MBA de Insead. Nació en 1963 y tiene nacionalidad italiana.

RELEVO EN LA DIRECCIÓN DE SUS PRINCIPALES MERCADOS

Tras la incorporación de nuevos consejeros delegados en sus principales mercados, como México, Brasil, Reino Unido, Estados Unidos y España, la entidad considera que el equipo gestor del banco refleja mejor la diversificación geográfica del grupo.

La diversidad llega también al centro corporativo, con casi el 50% de los ejecutivos del primer nivel con amplia carrera internacional, incluyendo altos directivos procedentes de Alemania, Italia, Reino Unido o Estados Unidos. El consejo de administración de Banco Santander estará integrado por 15 miembros, de los que ocho son independientes.

Contador