Economía.- (Ampliación) Quintás cree "exageradas" las primas de emisiones de las entidades y espera que se normalicen

Actualizado 23/05/2008 16:07:33 CET

Afirma qu ela morosidad repuntará este año al 2% si el PIB se sitúa en esa misma tasa

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), Juan Ramón Quintás, consideró hoy "exageradas" las primas que las entidades financieras están pagando por las últimas emisiones realizadas, ya que son diez veces superiores a las que se efectuaban hace un año, pero confió en que los precios se normalicen en los próximos dos o tres meses, evitando así un trasladado de ese encarecimiento a sus clientes.

En este sentido, explicó que los mercados internacionales han empezado a "discriminar" entre entidades, ya que hasta ahora las entidades financieras españolas tenían un claro "tratamiento desfavorable, totalmente injustificado", aunque se está empezando a reconocer la calidad de los activos de los bancos y cajas.

Pese a reconocer que todavía las primas de riesgo son "demasiado altas" para la verdadera calidad de los activos, confió en que se normalicen a corto plazo.

"Confiamos en que en el transcurso de dos o tres meses esas primas de riesgo puedan hacerse menos duras", indicó Quintás al término de su intervención en el Foro Nueva Economía, donde subrayó que hasta ahora las entidades no están transmitiendo a los clientes esos incrementos a la espera de que cuando las entidades acudan a los mercados "fuertemente" esas primas sean más bajas.

Quintás señaló que bancos y cajas están logrando reabrir los mercados con la emisión en quince días de más de 13.000 millones para prestarlo después, y que una prueba de la buena gestión de la crisis que se está llevando a cabo es que hasta ahora no se han trasladado esos incrementos a los clientes.

El presidente de la CECA subrayó a este respecto que la actual crisis es una de las mejor gestionadas hasta ahora y que de haber trasladado estos incrementos a los clientes se habría puesto en una "delicada situación" a la economía española.

VALENTÍA DE LA CAM.

En relación a la emisión de cuotas participativas que realizará la CAM, tras obtener ayer el visto bueno de su consejo, Quintás señaló que demuestra una "dosis de valentía", ya que la situación de los mercados de renta fija y variable es "difícil", y destacó que al realizarse con "prudencia", con una cifra "asequible" y porcentajes de distribución "sensatos" puede salir "razonablemente bien".

Asimismo, volvió a destacar que si tiene éxito se unirán a esta iniciativa otras entidades con rapidez aunque "no hay necesidad", porque su fortaleza financiera está en niveles elevadísimos, duplicando los mínimos regulatorios. "Testar que esa ventana esté abierta es algo importante para mirar al futuro para las cajas de ahorros", añadió.

MOROSIDAD.

El presidente de la CECA también señaló que la cifra final de la morosidad en las cajas depedenderá de la evolución económica. "Si la economía española termina creciendo al 2% este año, la morosidad podría llegar al 2%, si la economía va peor, la morosidad irá peor", apostilló. No obstante, señaló que hasta ahora no hay ningún tipo de indicador "cuantitativo, aunque sí cualitativo" de que la economía vaya acrecer por debajo del 2%.

Quintás también señaló que hasta ahora la economía española ha crecido muy por encima de lo que permitía el ahorro interior, lo que ha supuesto que cajas y bancos hayan traspasado ahorro exterior hacia la economía española para hacer posible la "década prodigiosa" que se ha vivido. Así, señaló que el sector se ha "endeudado fuera" con emisiones que tienen un vencimiento a largo plazo y que con mercados todavía cerrados "seria completamente irresponsable" mantener este ritmo.

Asimismo, señaló que en los próximos meses las entidades van a tener que hacer frente a varias decenas de miles de millones de vencimiento, por lo que no van a seguir gastando, sino que tendrán que preparase para ello. En relación al crecimiento de los créditos, recordó que se crecerá en torno al 8% porque la economía se desacelera y las emisiones van a vencer.