Actualizado 30/09/2008 20:43 CET

Economía/Finanzas.- Las acciones de Dexia y Fortis inician su recuperación tras los planes de rescate

BRUSELAS, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las acciones del banco franco-belga Dexia y de la entidad belga-holandesa Fortis iniciaron hoy su recuperación en la bolsa de Bruselas (con fuertes subidas del 6,08% y del 8,39% respectivamente) tras los planes de rescate público lanzados en las últimas horas para socorrer a ambas entidades. Gracias al impulso de estos valores, el índice Bel-20 ganó un 3,2% tras la caída del 8% vivida este lunes.

El primer ministro belga, Yves Leterme, alertó en todo caso de que el sistema bancario todavía no ha salido de la "zona de peligro", tanto en Bélgica como en otros países de Europa.

Los Gobiernos belga, francés y luxemburgués llegaron este martes, tras una larga noche de negociaciones, a un acuerdo para inyectar 6.376 millones de euros al banco franco-belga Dexia, una operación destinada a dar tranquilidad a los mercados después de que los títulos de la entidad financiera perdieran este lunes en bolsa casi un 30%.

De estos casi 6.400 millones de euros, Bélgica aportará 3.000 y Francia otros tantos a través de la Caja de Depósitos y Consignaciones mientras que Luxemburgo destinará al plan de salvamento 376 millones, según informan los medios locales.

A nivel belga, la ayuda se reparte en tres polos. El Estado federal aporta 1.000 millones de euros y las regiones harán lo propio: Flandes pondrá 500 millones, Valonia 350 millones y Bruselas 150 millones. Los 1.000 millones restantes corresponden a los accionistas institucionales, entre ellos el holding comunal Arcofin y Ethias.

Tras hacerse público el acuerdo, el presidente del consejo de Dexia, Pierre Richard, y el consejero delegado de la entidad, Axel Miller, dimitieron de sus cargos, según informó el grupo financiero.

El consejo de la firma franco-belga aceptó las renuncias de Richard y Miller, aunque solicitó a ambos que continúen velando por la gestión de los asuntos cotidianos de la entidad hasta que sus sucesores sean designados.