Actualizado 17/01/2008 12:20 CET

Economía/Finanzas.- La AHE prevé una desaceleración "constante pero moderada" del mercado hipotecario en 2008

La morosidad volverá a subir en 2008, aunque continuará siendo baja comparada con los niveles de los países de la OCDE

MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Hipotecaria Española (AHE) anunció hoy que espera una desaceleración del mercado hipotecario "constante, pero moderada" en 2008, y dijo que el saldo hipotecario gestionado podría crecer entre un 6% y un 9%.

En concreto, la Asociación considera que el comienzo de este nuevo ejercicio plantea "numerosas incógnitas" acerca del comportamiento de las economías mundiales más desarrolladas, incluyendo a España, lo que "introduce una mayor incertidumbre en la previsión sobre la evolución del mercado hipotecario y, en general, de cualquier otro sector económico que se pretenda analizar".

A su juicio, en el caso de que las condiciones sean similares a las actuales, con crecimientos de la economía y el empleo positivos, incrementos de los precios de vivienda cada vez más próximos a las tasas de inflación y una evolución de los tipos de interés que será más estable que la registrada durante los dos últimos años, "cabe esperar una desaceleración del mercado constante, pero moderada".

En este sentido, la AHE explicó que la incertidumbre originada por la 'crisis subprime', que ha afectado directamente al comportamiento del mercado de capitales y a las decisiones de inversión, también parece haber influido sobre la demanda de vivienda y ha pospuesto numerosas decisiones de adquisición. Sin embargo, a su juicio todavía existe un segmento de demanda potencial, por lo que "no se prevé una caída brusca de la producción residencial".

Por tanto, la Asociación considera "improbable" que haya crecimientos negativos del saldo en 2008, aunque en términos de nueva contratación, "se continuarán registrando las tasas negativas de crecimiento observadas a partir del tercer trimestre de 2007, debido a una menor demanda y al proceso de ajuste de la oferta".

La Asociación destaca que según los últimos datos disponibles, correspondientes al mes de octubre, el crecimiento neto del saldo gestionado para todo el año 2007 superó los 137.000 millones de euros, un 15% más, un crecimiento "muy inferior" al registrado en 2006, cuando la tasa interanual fue del 23,27%, con un aumento neto del saldo de 172.000 millones.

Asimismo, la AHE indicó que, tras dos periodos de suave desaceleración, la contratación del crédito hipotecario durante 2007 registró "crecimientos negativos, por primera vez, tanto en importes formalizados como en dispuestos" respecto al año anterior.

TENDENCIA AL ALZA DE LA MOROSIDAD.

La AHE cree que los ratios de dudosidad en el crédito para la adquisición de vivienda seguirá previsiblemente "una tendencia al alza moderada", que inició en el tercer trimestre de 2006. En este comportamiento de la morosidad influyen tanto la evolución del índice de referencia utilizado para revisar la cuota de amortización del préstamo hipotecario como las condiciones en las que se ha contratado éste, el importe y el plazo, además de otras variables económicas.

Respecto al comportamiento de los índices de referencia de los préstamos hipotecarios, la AHE señala que serán "sensiblemente iguales o ligeramente inferiores" a los registrados durante 2007.

En este sentido, precisó que su impacto sobre el porcentaje de dudosidad, que se materializará a lo largo del año, aun siendo positivo, "será cada vez menor si se mantiene un escenario económico similar al actual".

Aún así, la AHE subrayó que los niveles de dudosidad del mercado hipotecario residencial español "continúan siendo bajos en relación con los del resto de países de la OCDE de los que se disponen datos, y muy inferiores a los registrados en España durante la década de los noventa".

Los préstamos hipotecarios para primer acceso a la vivienda en propiedad formalizados con posterioridad a 2001, serán, en caso de revisión del índice al alza, los que registren mayores incrementos en sus cuotas mensual, dadas las condiciones medias de los importes y plazos contratados en el mercado durante estos últimos seis años, por lo que constituyen el segmento de mayor riesgo.

POSICIÓN "SÓLIDA" DE LAS ENTIDADES ESPAÑOLAS.

La AHE considera que las entidades españolas cuentan con una "posición sólida" para hacer frente a un entorno internacional y a una coyuntura de los mercados inciertos, gracias a "su modelo de negocio y ausencia de exposición a los riesgos generados por las hipotecas 'subprime'".

A su juicio, la reactivación de los mercados internacionales de capitales se producirá, previsiblemente, a partir del segundo trimestre del año, una vez que hayan recalificado la calidad de los títulos y emisores perjudicados inicialmente por los riesgos derivados de la crisis americana.

En este sentido, precisó que los títulos hipotecarios españoles deberán salir "relativamente fortalecidos" en esta recalificación, tanto por su calidad original como por las mejoras que en su emisión ha introducido la nueva Ley de reforma del mercado hipotecario.