Economía/Finanzas.- La Caixa prevé acabar el año como segunda entidad en banca privada en España

Actualizado 18/06/2008 22:56:06 CET

BARCELONA, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Caixa prevé acabar 2008 como segunda entidad en banca privada en España --actualmente es la tercera-- gracias a la buena marcha del negocio tras la compra de la división de banca privada de Morgan Stanley en el país.

El director general de La Caixa, Juan Maria Nin, avanzó en una conferencia en la escuela de negocios Iese: "A lo mejor en diciembre ya habremos pasado al número dos en banca privada".En la actualidad, el primero es el Santander, seguido de Banif y La Caixa.

Nin habló sobre el modelo de crecimiento de La Caixa y destacó que, además de la internacionalización y el liderazgo en banca minorista en España, ahora toca serlo en banca corporativa, de empresas, privada y personal.

CAMBIOS, PERO NO CRISIS.

Respecto al contexto internacional actual, el director general de la entidad aseguró: "No hay crisis en el sentido estricto de la palabra, no ha llegado, pero estamos en un momento de cambio muy importante, ha habido un impacto muy importante --con afectaciones a la baja en las previsiones de crecimiento en todo el mundo--".

"Estamos viviendo un momento de ajustes que no sabemos dónde va a terminar", añadió, porque en el último año ha cambiado el valor de los activos inmobiliarios en Estados Unidos, y tras ello ha cambiado el valor de los activos financieros, ha aumentado la volatilidad en las bolsas y se ha producido una pérdida de confianza internacional.

Asimismo, Nin defendió cambios normativos en el sector financiero en el futuro para evitar que se repitan crisis internacionales como la iniciada en 2007:"Ahora no toca cambio normativo, pero cuando se normalice la situación se debería retomar el análisis de las regulaciones".

Sobre este punto, celebró que "en España, la regulación es potente, lo que es un enorme beneficio para la economía y el sistema financiero".

NEGOCIOS MÁS ALLÁ DEL INMOBILIARIO.

Preguntado por previsiones tras la crisis inmobiliaria, argumentó que las afectaciones se producen en ese sector, pero que "hay otro mundo, que no es el del sector inmobiliario, que va muy bien", y puso como ejemplo a las empresas del Ibex no vinculadas al sector residencial, a los servicios e incluso a la industria.

Desde el punto de vista de negocios, consideró que "cuando hay cambios hay oportunidades", que se pueden aprovechar manteniendo la "prudencia" y realizando una buena "gestión de costes".