Actualizado 12/03/2008 19:23 CET

Economía/Finanzas.- El crecimiento del negocio de Caja Madrid en Cataluña se ralentiza por la crisis inmobiliaria

BARCELONA, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

El volumen de negocio de Caja Madrid creció la mitad en Catalunya en 2007 (un 12% frente al 25% de 2006) por la crisis inmobiliaria, que redujo más de la mitad el incremento de hipotecas por la menor compra de pisos (8% frente al 26% de 2006), explicó el responsable de la caja en Catalunya y Baleares, Antonio Tomás.

Ante esta situación, Tomás apuntó a un "crecimiento equilibrado" en 2008, en el que la inversión crediticia "no supere el pasivo" --captación de depósitos--, y en que el negocio de empresas siga ganando peso, del 33% actual al 40%.

Con esto, sumado al impulso de la banca personal, la continuación de la alianza con Mapfre y la aceleración de la expansión de oficinas --con 67 aperturas hasta 2010--, Caja Madrid prevé crecer en Catalunya y Baleares un 11% en 2008.

Caja Madrid prevé abrir 60 oficinas en Catalunya en estos años, la mayoría en la ciudad de Barcelona y sus alrededores, en especial el Vallès y el Baix Llobregat, hasta sumar 418 puntos de venta en 2010 --323 de la caja y el resto en locales de Mapfre--.

El volumen de negocio en 2007 en Catalunya y Baleares fue de 20.834 millones --18.500 en Catalunya y 2.300 en Baleares, aproximadamente--, 2.160 millones más que en 2006, lo que supone el 12% de crecimiento citado anteriormente.

Los recursos gestionados de clientes alcanzaron los 6.497 millones, un 16% más, y la inversión crediticia total fue de 14.337 millones en 2007, un 10% más.

Tomás argumentó que la ralentización en el crecimiento de los créditos no se debió a que Caja Madrid haya "restringido" las condiciones hipotecarias, sino a que "se venden menos pisos". Respecto a la morosidad, dijo que "seguirá creciendo" durante 2008, pero a niveles en los que es "perfectamente manejable", aunque matizó que su evolución dependerá de los datos de desempleo.