Publicado 02/03/2015 14:10CET

El Gobierno respeta a los supervisores y ha denunciado irregularidades en cajas

Luis De Guindos Con Elvira Rodríguez, Del PP
EUROPA PRESS

Guindos les había acusado de "mirar para otro lado" para facilitar la salida a Bolsa de Bankia

MADRID, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno asegura que tiene el "máximo respeto" por los organismos supervisores como el Banco de España o la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y que ha colaborado en todo momento con la Justicia, a la que ha remitido todos los expedientes "potencialmente irregulares" que se han detectado en las cajas que han sido nacionalizadas para que "los tribunales determinen las eventuales responsabilidades".

A mediados de diciembre, el titular de Economía afirmó en respuesta a una pregunta de control planteada por el PSOE con relación a Bankia que fue el anterior Ejecutivo socialista el que "forzó voluntades" en la operación de salida a Bolsa de la entidad en julio de 2011 e hizo que los supervisores miraran para otro lado".

"Por mucho que la Dirección de Bankia se hubiera empeñado en salir a Bolsa, la operación nunca se hubiera producido sin el visto bueno del Banco de España y la CNMV", insistió De Guindos, palabras que provocaron una pregunta por escrito de la líder de UPyD, Rosa Díez, criticando que el Ejecutivo no comunicara al juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu esta "dejación de funciones" de los supervisores ni las "coacciones" del Gobierno de las que tenía conocimiento.

"¿Por qué no se han llevado a cabo actuaciones para depurar responsabilidades al respecto? A la luz de los sistemas politizados de nombramientos de los responsables, ¿considera el Gobierno que los actuales responsables de los organismos (supervisores) carecen de la independencia necesaria para desempeñar sus funciones?", añade la dirigente de la formación magenta, que exige al Ministerio "colaboración" con la Justicia en la investigación del caso Bankia en todas sus vertientes.

MÁXIMO RESPETO

En su respuesta, que recoge Europa Press, el Gobierno no hace referencia alguna a las palabras del ministro, ni contesta a los interrogantes planteados por Díez sobre la presunta dejación de funciones de los supervisores.

Así, se limita a señalar que "el Gobierno y, en particular, el Ministerio de Economía y Competitividad tienen el máximo respeto por los organismos supervisores y han colaborado en todo momento con la Justicia", a la que han remitido todos los expedientes "potencialmente irregulares" que se han detectado en las entidades financieras que han sido nacionalizadas para que "los tribunales determinen las eventuales responsabilidades".

Igualmente, el Ejecutivo subraya que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) está personado en una veintena de causas penales derivados de los análisis forenses realizados en las antiguas cajas de ahorros, para detectar "indicios de vulneración de las normas", y defiende que siempre se ha actuado "con plena transparencia y celeridad" en esta materia.

"Y esta política de transparencia, de control riguroso, de respeto a la legalidad y de colaboración absoluta con la Justicia seguirá realizándose en el futuro como hasta ahora", zanja la respuesta parlamentaria.

Para leer más