Actualizado 07/04/2017 12:54 CET

Las entidades asociadas a CECA obtuvieron un resultado atribuido de 2.888 millones en 2016, un 2,1% menos

Asamblea general de CECA
JAVIERVALEIRO

MADRID, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las entidades asociadas a la Conferderación Española de Cajas de Ahorros (CECA) obtuvieron un resultado atribuido de 2.888 millones en 2016, un 2,1% menos que los 2.950 millones alcanzados en 2015, debido a la ausencia de extraordinarios y a una mayor carga impositiva derivada de la reforma fiscal aprobada en diciembre de 2016, informó la patronal de cajas de ahorros.

No obstante, el resultado antes de impuestos de las entidades que integran el sector creció un 16% interanual, hasta los 3.651 millones de euros.

El escenario de reducidos tipos de interés ha continuado ejerciendo presión sobre el margen de intereses, que retrocedió un 10,8% en el conjunto del sector. Los ingresos por intereses cayeron un 21%, como consecuencia de la bajada de los tipos de interés y su repercusión en la rentabilidad de la cartera crediticia y de renta fija, y esta caída se compensa parcialmente con la disminución de los gastos por intereses, que retrocedieron un 35%.

Por su parte, las comisiones netas disminuyeron un 1,2% interanual y los resultados de operaciones financieras registraron una caída interanual del 22%, debido a la materialización de unas menores plusvalías en la cartera de renta fija clasificada como disponible para la venta con respecto a 2015.

Por el contrario, los ingresos de la cartera de renta variable se comportaron de forma favorable: los dividendos presentaron un crecimiento del 6,2% anual y los resultados de las participadas se elevaron en un 43%. También fue positivo el comportamiento de la rúbrica otros ingresos de explotación, apoyada en los ingresos procedentes de la actividad de seguros. Pese a todo ello, el margen bruto retrocedió un 7,7% en 2016 con respecto a 2015.

El esfuerzo realizado por el conjunto de las entidades asociadas a CECA en la racionalización de los costes se refleja en un descenso de los gastos de explotación del 7,7% en 2016, como consecuencia de la caída interanual tanto de los gastos de personal (9,7%) como de otros gastos generales (6,4%). Los menores gastos de explotación han permitido mantener estable la ratio de eficiencia con respecto a 2015, en el 53,9%.

Por otro lado, la mejora de la calidad del activo contribuyó a la reducción de las pérdidas por deterioro de activos financieros, que descienden un 68% en el año y permiten elevar el importe de otras provisiones para hacer frente a los posibles desembolsos por las cláusulas suelo.

En lo que respecta a la actividad, el saldo de crédito al sector privado moderó su ritmo de caída en el conjunto del sector hasta el -3,5% a diciembre de 2016, lo que ha sido compatible con un repunte del crédito nuevo al sector minorista, especialmente a pymes y hogares para consumo.

Por su parte, los depósitos minoristas registraron un leve aumento interanual a cierre de año, del 0,5%, mientras que los recursos fuera de balance mantuvieron un crecimiento próximo al 10,5% anual, principalmente impulsado por el avance de los fondos de inversión.

LA TASA DE DUDOSIDAD, EN EL 8,5%

La tasa de dudosidad del conjunto de entidades adheridas a CECA se situaba en diciembre de 2016 en el 8,5%, frente al 9,4% del conjunto de entidades de depósito. Desde finales de 2013, la tasa de dudosidad del sector se ha reducido en 4,4 puntos porcentuales y los activos dudosos han disminuido en un 43%.

Por último, las entidades del sector CECA han continuado fortaleciendo su solvencia, al situar su ratio CET1 en el 12,99% en diciembre de 2016, lo que supone 2,4 p.p. por encima de la ratio registrada a finales de 2013.