El Gobierno británico venderá sus acciones en RBS "en los próximos meses" para evitar mayores pérdidas

Actualizado 11/06/2015 10:41:26 CET

LONDRES, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno de Reino Unido prepara su salida "en los próximos meses" del capital del Royal Bank of Scotland (RBS), entidad en la que llegó a controlar un 80% tras su rescate de 45.000 millones de libras (61.825 millones de euros) en 2008, con el objetivo de evitar mayores pérdidas para los contribuyentes.

   El ministro de Finanzas de Reino Unido, George Osborne, anunció anoche que el Ejecutivo comenzará a desprenderse de su participación en RBS "en los próximos meses", después de haber recibido informes favorables a la venta por parte del Banco de Inglaterra y de Rothschild, que ha actuado como asesor independiente.

   "El gobernador del Banco de Inglaterra ha recomendado por escrito que es en interés público que RBS sea devuelto a manos privadas para contribuir a la estabilidad financiera, a un sector bancario más competitivo y evitar los considerables costes para los contribuyentes de retrasar el comienzo de la venta", señaló el Ministerio de Finanzas.

   Según el informe de Rothschild, la venta de RBS podría saldarse con unas pérdidas de alrededor de 7.200 millones de libras (9.885 millones de euros) para las arcas públicas, aunque éstas se verían más que compensadas por las ganancias al vender las participaciones que el Estado conserva en otros bancos rescatados, como por ejemplo Lloyds.

   De este modo, el asesor independiente calcula que el Gobierno británico podría obtener en conjunto unos 14.000 millones de libras (19.223 millones de euros) más de los destinados al rescate, frente al coste de entre 20.000 y 50.000 millones de libras (27.460 y 68.650 millones de euros) estimado en 2009.

   "Yo no fui el responsable del rescate de RBS ni del precio que se pagó por las acciones, pero soy el responsable de lograr el mejor acuerdo para los contribuyentes y de hacer lo que sea necesario en apoyo de la economía británica", aseguró Osborne.

   "No hay duda de que iniciar la venta de la participación del Gobierno en RBS es la decisión correcta en ambos casos", concluyó.

Para leer más