Gual (CaixaBank) defiende privacidad de los datos de la banca frente a "escándalos" de las bigtech

Publicado 19/06/2019 11:35:44CET
APIE

SANTANDER, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de CaixaBank, Jordi Gual, defiende que la banca es el "garante natural" de la privacidad de los datos, frente a las grandes empresas tecnológicas, que dependen de los ingresos por publicidad y que han protagonizado "importantes escándalos" sobre el uso de los datos.

Gual ha hecho estas declaraciones durante el seminario 'Las finanzas sostenibles y su importancia en el futuro de la economía' organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) y la Asociación de Periodistas de Información Económica (Apie), donde ha advertido de que las bigtech tienden a ejercer posiciones de dominio en el mercado.

El directivo ha señalado que los grandes operadores digitales tienen acceso a una enorme cantidad de datos, cuyo tratamiento les permite ser altamente competitivos. Ante este reto, considera que los bancos tradicionales pueden competir con estas plataformas mediante el uso responsable de los datos de sus clientes.

Según ha explicado Gual, los datos son el mayor activo de las bigtech, que compiten con "precio cero" a cambio de generar los ingresos de la publicidad, una característica que puede comprometer la privacidad de los datos.

"A mayor privacidad, menores ingresos por publicidad; las bigtech han tenido importantes escándalos ante el uso de los datos. Es posible que puedan autorregularse, pero es que la banca es el garante natural de la privacidad de los datos de sus clientes y su negocio no es compartir los datos ni son los ingresos por publicidad", ha destacado el directivo, quien ha recordado que la banca está sujeta a una extensa regulación y supervisión continua por parte de las autoridades.

En esta línea, el presidente de CaixaBank ha afirmado que desde las administraciones se están propiciando cambios regulatorios que facilitan la entrada de los competidores tecnológicos en el sector, como la normativa europea PSD2, que exige la apertura de los datos de los clientes bancarios a los nuevos operadores.

Gual ha advertido de que la entrada de estas empresas en el sector financiero puede llevar a situaciones de alta presencia en el mercado que a veces se consideran "posiciones de dominio", un reto ante el que ha enumerado una serie de propuestas.

Una teoría para contener la tendencia de dominio de mercado de las bigtech pero que a la vez protege los aspectos innovadores que aportan es, en opinión de Gual, extender a estos operadores la portabilidad de los datos a la que están sujetas las entidades tradicionales, lo que reduciría barreras de entrada y a la vez equilibraría a ambos grupos.

Además, el directivo ha propuesto que los nuevos operadores se comprometan a optimizar los datos "en el mejor interés del cliente y anteponiéndolo al suyo propio cuando hay conflicto".

Respecto al recurso a las autoridades de competencia como solución, el presidente de CaixaBank ha lamentado que estos organismos "actúan después de los hechos, son lentos y a veces llegan tarde, cuando ya es difícil revertir las consecuencias de los abusos de mercado".

"Tenemos un conjunto de respuestas regulatorias y legislativas ante este reto, pero desde la banca también podemos competir, y lo estamos empezando a hacer ya en el puro mundo de las plataformas digitales", ha destacado Gual, quien ha resaltado que el modelo de negocio de la banca "puede ser muy competitivo".

Contador

Para leer más