Actualizado 23/09/2019 11:15 CET

La morosidad de la banca cae en julio hasta el 5,23%, su nivel más bajo desde diciembre de 2009

Dinero
Dinero - PIXABAY - Archivo

MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

La morosidad de los créditos concedidos por los bancos, cajas y cooperativas a particulares y empresas descendió en junio al 5,23%, desde el 5,35% registrado en junio y frente al 6,34% del mismo mes de un año antes, por lo que continúa por debajo del umbral del 6% y marca su nivel más bajo desde diciembre de 2009, según datos del Banco de España recogidos por Europa Press.

En total, los créditos dudosos descendieron hasta los 63.003 millones de euros en el séptimo mes del año, 2.065 millones por debajo de junio y 15.608 millones menos que en junio de 2018.

Esta cifra incluye el cambio metodológico en la clasificación de los Establecimientos Financieros de Crédito (EFC), que, desde enero de 2014, han dejado de ser considerados dentro de la categoría de entidades de crédito.

Sin incluir los cambios metodológicos, la ratio de morosidad se situaría en el 5,39%, puesto que el saldo de crédito fue de 1,168 billones de euros en julio de este año al excluirse el crédito de los ECF.

En cualquier caso, la tasa de morosidad se situó 8,37 puntos porcentuales por debajo del máximo histórico marcado en diciembre de 2013, cuando se colocó en el 13,6%.

Asimismo, el crédito total del sector descendió un 0,86% en julio, hasta los 1,204 billones de euros, mientras que en términos interanuales cayó un 1,12%.

En el mes de julio de 2019, las entidades financieras redujeron hasta 38.889 millones de euros las provisiones, lo que supone una rebaja del 2,24% respecto al mes anterior.

Un año antes, este 'colchón' se situaba en 48.221 millones de euros, por lo que en términos interanuales registró una caída del 19,36%.

LAS MEDIDAS DEL BCE ESTIMULARÁN EL CRÉDITO

El analista de XTB, Joaquín Robles, destaca que la tasa de morosidad se vuelve a mantener por debajo del 6%, en un mes en el que aumentó el crédito vivo, principalmente por el mayor número de créditos comerciales concedidos. Además, el número de créditos morosos también ha descendido, por lo que cree que, si continúa esta tendencia, es posible que durante los próximos meses la tasa de morosidad se acerque al 5%.

Robles subraya que aunque las condiciones económicas en España "están sufriendo un empeoramiento progresivo desde hace ya un año y medio", la tasa de morosidad continúa reduciéndose, y está muy lejos de los máximos marcados en 2013, cuando supero el 12%.

Además, considera que el anuncio del BCE de nuevas medidas de estímulo la semana pasada deberían seguir facilitando el crédito bancario. "Los bajos tipos de interés pueden ayudar a seguir ofreciendo unos menores tipos de financiación", añade Robles, que ve como la mayor amenaza para la tasa de morosidad la posibilidad de que una desaceleración económica pueda aumentar el número de créditos morosos.

Para leer más