Actualizado 16/06/2020 14:34:30 +00:00 CET

El sector asegurador rechaza el "insuficiente" programa del Gobierno para apoyar al seguro de crédito

La presidenta de Unespa, Pilar González de Frutos, durante la presentación de resultados del sector asegurador en 2019.
La presidenta de Unespa, Pilar González de Frutos, durante la presentación de resultados del sector asegurador en 2019. - UNESPA - Archivo

Pide incrementar las ayudas a 800 millones de euros y que no tengan que ser devueltas

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El sector asegurador ha rechazado de manera unánime el programa propuesto por el Gobierno para proteger la actividad del seguro de crédito ante la crisis del Covid-19, al considerarlo insuficiente tanto por el volumen de ayudas como por sus condiciones de devolución, que no permitirían a las aseguradoras mantener la protección de las transacciones entre empresas y además las situaría en desventaja competitiva con el resto de Europa.

El seguro de crédito protege las ventas a crédito entre empresas privadas y ofrece al asegurado protección contra las pérdidas derivadas del impago de sus ventas a crédito. El valor total de las ventas a crédito aseguradas en España es de 200.000 millones de euros.

El real decreto ley 15/2020 de 21 de abril de medidas complementarias de apoyo a la economía y el empleo habilitó al Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) para que aceptase en reaseguro los riesgos de seguro de crédito y caución para mantener el nivel de aseguramiento y aportar seguridad a las operaciones comerciales en un contexto de incertidumbre.

El Gobierno propuso un acuerdo en este sentido, que el sector asegurador ha rechazado de forma unánime, como han manifestado esta mañana los presidentes de Mapfre y la patronal Unespa en la Cumbre Empresarial organizada por CEOE.

Pilar González de Frutos (Unespa) y Antonio Huertas (Mapfre) se han detenido a recordar que el seguro de crédito ha merecido el apoyo público en la mayor parte de países europeos, que han desarrollado programas de ayuda que, en su mayoría, ya han sido autorizados por la Comisión Europea.

"Todos los países de nuestro entorno han aprobado medidas billonarias para proteger esta actividad, con un consenso entre gobiernos y operadores, mientras que en nuestro país el sector asegurador de manera unánime ha rechazado el programa propuesto por el Gobierno", ha apostillado el presidente de Mapfre. "Aquí, lamentablemente, no ha pasado de un mero amago", ha señalado la presidenta de Unespa.

Según fuentes de la patronal del seguro, el esquema español de protección cubre una pérdida máxima neta de 300 millones de euros en 2020 y otros 200 millones en 2021 si se mantiene el interés general. Estas ayudas deberían devolverse en un plazo de diez años mediante un reaseguro con limitaciones a favor del Estado.

Por el contrario, los programas del resto de países europeos no piden la devolución de las ayudas, al considerar que ya se devuelven con la reactivación y el crecimiento económico, y los importes concedidos oscilan entre los 900 millones que ofrece Bélgica a los 30.000 millones de euros de Alemania.

Por lo tanto, el programa español, cuya cuantía es inferior a la ayuda que dan otros países europeos y además tiene la condición de devolución, colocaría a España en desventaja competitiva y no permitiría mantener el nivel de aseguramiento sin poner en riesgo la propia solvencia de la aseguradora, no contribuyendo a la recuperación del tejido empresarial, según ha explicado un portavoz de Unespa.

El sector ve la propuesta el Gobierno como "ineficaz e insuficiente", por lo que ha trasladado al Ministerio de Asuntos Económicos, la Dirección General de Seguros y el Consorcio la petición de que el programa de reaseguro no exija la devolución de las ayudas, la dotación presupuestaria se eleve a 800 millones de euros y la protección se extienda a la totalidad del seguro directo, en línea con las actuaciones europeas.

CREACIÓN DE UN FONDO PARA FUTURAS PANDEMIAS

Por otro lado, el sector asegurador ha pedido la creación de un fondo permanente administrado y gestionado por el Consorcio de Compensación de Seguros de cara a futuras crisis catastróficas.

Según ha puesto de manifiesto el presidente de Mapfre durante su intervención en la Cumbre Empresarial, en países como Francia, Italia o Alemania se están dando pasos para la búsqueda de fórmulas de colaboración público-privada que permitirán en el futuro cubrir el riesgo de pandemia y proteger a los pequeños empresarios.

En este sentido, ha subrayado que el Consorcio de Compensación de Seguros, con algunas reformas, estaría preparado para colaborar en estas coberturas.

"Instrumentar un recargo en las primas para la creación de un fondo para la cobertura de pandemia, por encima de lo que ofrezcan las compañías privadas, de manera similar a los eventos catastróficos de la naturaleza, son soluciones posibles y que deberíamos atacar cuanto antes en nuestro país", ha propuesto Huertas.