Actualizado 26/06/2014 19:45 CET

El PSOE propone unir renta y patrimonio en el IRPF y tener en cuenta instrumentos financieros como las Sicav

Cristóbal Montoro
EUROPA PRESS

Los socialistas someterán a votación en el Congreso sus recetas para una reforma fiscal alternativa

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El PSOE ha propuesto en el Congreso que el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) grave tanto la renta como el patrimonio, y tenga en cuenta la capacidad económica que se deriva de la titularidad de instrumentos financieros como los fondos de inversión, las Sicav o los seguros y planes de pensiones personalizados.

Así lo plantea en la moción consecuencia de la interpelación realizada el pasado miércoles al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, sobre los cambios tributarios que ha presentado el Gobierno, que a juicio de los socialistas "no representan una reforma fiscal integral ni está orientada a las verdaderas necesidades" del país.

Por eso, el PSOE quiere que el Congreso pida al Ejecutivo que retire dichos anteproyectos de ley y que plantee una "profunda reforma fiscal que se oriente a ampliar las bases imponibles, mejorar la equidad, eliminar ineficiencias y distorsiones e incrementar los ingresos para garantizar la sostenibilidad de las finanzas públicas y el Estado del Bienestar sin aumentar el esfuerzo fiscal de las rentas bajas y medias".

REDUCCIÓN ESPECIAL PARA PARADOS Y PENSIONISTAS

Así, el texto de la moción, al que ha tenido acceso Europa Press, propone que en el IRPF se grave tanto la renta como el patrimonio tomando en consideración la capacidad económica derivada de la valoración del patrimonio, incluyendo los diversos instrumentos financieros de los que se pueda ser titular (fondos de inversión, Sicav, sociedades instrumentales, seguros y planes de pensiones personalizados, etc.) así como "cualquier participación en todo tipo de entidades y sociedades".

No obstante, debería haber un mínimo exento "lo suficientemente elevado para no incrementar la carga fiscal a las rentas medias" y habría que tomar precauciones para evitar dobles tributaciones. Asimismo, se deberían revisar todas las deducciones y reducciones por conceptos como los planes de pensiones o las "rentas irregulares" e indemnizaciones de altos directivos.

Además, los socialistas abogan por crear una reducción especial para los rendimientos del trabajo de los contribuyentes "en situación de especial protección" cuyas rentas totales no excedan de 16.000 euros anuales, como son los parados, sujetos pasivos con cargas familiares o pensionistas.

Para fomentar el ahorro a largo plazo, se deberían equiparar los tipos impositivos de las rentas del trabajo y del capital mediante "un sistema de cuentas de ahorro individualizadas" que tenga un carácter neutral con respecto a qué instrumento financiero se elige para canalizar ese ahorro.

Por otra parte, el PSOE plantea la recuperación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones con un tipo mínimo homogéneo en todo el país, y rechaza la propuesta del Ministerio de Hacienda de gravar las indemnizaciones por despido improcedente superiores a los 2.000 euros por año trabajo. Según el principal partido de la oposición, estas indemnizaciones por despido o cese tendrían que quedar exentas "en la cuantía establecida con carácter obligatorio en el Estatuto de los Trabajadores" o su normativa reguladora.

FISCALIDAD EMPRESARIAL

Con respecto al Impuesto de Sociedades, el principal partido de la oposición aboga por eliminar la mayoría de deducciones, que "benefician fundamentalmente a las grandes corporaciones", para acercar el tipo real al nominal, y fijar "en todo caso" una tributación mínima obligatoria para las grandes empresas.

Además, reclama medidas para eliminar las "distorsiones fiscales" que limitan a las empresas españolas a la hora de aumentar su tamaño, condición indispensable para la internacionalización.

En cuanto al IVA, el PSOE vuelve a pedir que se aplique el tipo reducido (10%) a la cultura, la educación y los bienes y servicios de primera necesidad (higiene íntima, pañales, etc.), y para compensar plantea que se "adapte progresivamente" la tributación de consumos "nocivos" como el alcohol o el tabaco a la media europea.

También cree que habría que aproximar la imposición verde a la existente en el entorno comunitario, dando prioridad a los sectores del transporte, la energía y los residuos, aunque rechaza que estos impuestos se introduzcan para "compensar y sustituir las reducciones de la imposición directa", ya que deben ser medidas para incentivar comportamientos "más respetuosos con el medio ambiente".

SECTOR BANCARIO

En la moción se incluye también la exigencia de que se ponga en marcha "de manera inmediata en 2014" el Impuesto sobre Transacciones Financieras, afectando a acciones, bonos o derivados, y destinando estos ingresos a políticas sociales especialmente dirigidas a personas vulnerables y a incrementar los fondos de cooperación internacional.

Por otra parte, el PSOE plantea la posibilidad de crear un impuesto que grave el pasivo de las entidades financieras, el neto de capital y los depósitos, para "desincentivar" la financiación bancaria vía deuda.

En el ámbito normativo, cree que todas las reformas deberían incluir una memoria económica "clara y transparente" sobre la repercusión en la recaudación, y que todas las modificaciones normativas que afecten a los ingresos de las comunidades autónomas tendrían que ser valoradas en el Consejo de Política Fiscal y Financiera.

LUCHA CONTRA EL FRAUDE

Por último, los socialistas piden que se realicen los cambios legales oportunos para poder publicar el nombre de los grandes defraudadores del país, comenzando por los que se acogieron a la 'amnistía fiscal' de 2012, y no únicamente de los morosos de la Hacienda Pública como pretende el Gobierno.

Asimismo, reclaman reformar los procedimientos tributarios para poder perseguir "de manera más eficaz" el fraude organizado e incrementar en 5.000 empleados la plantilla de la Agencia Tributaria (AEAT) destinada a la lucha contra el fraude.

Para leer más