Los accidentes laborales mortales bajaron un 14,1% en los siete primeros meses del año, con 330 fallecidos

Actualizado 13/09/2019 13:25:42 CET

MADRID, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un total de 330 trabajadores fallecieron en accidente laboral en los siete primeros meses del año, 54 menos que en el mismo periodo del año anterior, lo que implica un descenso en valores relativos del 15%, según datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

De estos fallecimientos, 255 se produjeron durante la jornada de trabajo, 45 menos que hasta julio de 2018, lo que supone un descenso porcentual del 15%. Los 75 accidentes mortales restantes registrados en entre enero y julio fueron siniestros 'in itínere' (los que se producen en el trayecto de casa al trabajo y viceversa), nueve menos que en igual periodo del año pasado (-10,7%).

Trabajo explica que desde principios de este año se ha modificado la definición de accidente mortal, de forma que se incluyen en ella todos los fallecimientos a consecuencia de un accidente de trabajo en el plazo de un año desde la fecha del siniestro, con independencia de la gravedad inicial. Los datos de accidentes mortales de 2018 con los que se comparan los datos de 2019 ya están adaptados a esta definición.

Hasta julio se contabilizaron 369.534 accidentes laborales con baja, lo que supone un aumento del 5% respecto al número de siniestros del mismo periodo de 2018.

Del conjunto de siniestros, 320.751 accidentes se registraron en el lugar de trabajo y 48.783 fueron siniestros 'in itínere'. Los primeros aumentaron un 5,6%, mientras que los segundos lo hicieron un 1,8%.

El total de accidentes con baja de asalariados fue de 350.592, un 1,6% más. De estos, 303.100 fueron en la jornada de trabajo y 47.492, un -0,3% menos, fueron 'in itínere'.

Los accidentes leves con baja sufridos por asalariados en el puesto de trabajo sumaron 303.763 hasta julio, un 2% más, y los graves alcanzaron los 2.085, un 2,2% menos. En el caso de los siniestros 'in itínere', se registraron 46.847 accidentes de carácter leve (-0,3%) y 570 de gravedad (-2,1%).

MÁS DE 18.492 ACCIDENTES DE TRABAJADORES AUTÓNOMOS

La estadística distingue entre accidentes laborales de asalariados y de trabajadores por cuenta propia. De los 369.534 siniestros con baja registrados hasta julio, 303.100 los sufrieron asalariados (+1,9%) y 18.942 correspondieron a trabajadores autónomos.

Desde el 1 de enero de este año la cobertura específica de la Seguridad Social por accidente laboral en el caso de trabajadores autónomos pasó a ser obligatoria con carácter general, mientras que en 2018 era mayoritariamente voluntaria y sólo alcanzaba a cerca de un 20% de los autónomos. Por esta razón, Trabajo no ofrece datos comparables de accidentes de trabajadores por cuenta propia entre los ejercicios 2018-2019.

De los 18.942 accidentes que sufrieron los trabajadores autónomos hasta julio, 17.651 se produjeron en el puesto de trabajo y 1.291 fueron siniestros 'in itínere'.

Por su parte, hasta julio se notificaron 416.445 accidentes laborales sin baja, 5.685 menos, lo que supone un descenso del 1,3% en comparación con el igual periodo de 2018.

La mayor parte de los accidentes laborales se producen por sobreesfuerzos físicos y choques o golpes contra objetos en movimiento o inmóviles.