Actualizado 04/08/2015 14:34

CCOO afirma que la evolución del paro en julio "no es tan favorable" como dice el Gobierno

MADRID, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Comisiones Obreras (CCOO) ha destacado que los "buenos datos" de paro registrado y afiliación a la Seguridad Social de julio de 2015 tienen un "claro componente estacional" y ha advertido de que la evolución del mercado de trabajo "no es tan favorable" como pretende vender el Gobierno.

   El sindicato remarca que sin el factor estacional, la caída del paro se reduce a la mitad, así como que el aumento de la afiliación "es mínimo" y apenas cubre una cuarta parte del descenso del paro registrado. "Es decir, tres cuartas partes del descenso del paro en julio no es debido a que las personas desempleadas hayan encontrado un trabajo", incide.

   CCOO afirma, pese a un inicio de año "más favorable" en la evolución de las estadísticas, el crecimiento de la economía no se está trasladando a la mejora del mercado de trabajo y algunas de sus principales variables presentan una evolución que no se beneficia de la mejor situación macroeconómica.

   En este sentido, apunta que los datos desestacionalizados muestran un "avance relevante" de la afiliación en la primera parte de 2015 que, sin embargo, se ha frenado en los últimos meses coincidiendo con el comienzo del verano: en junio disminuyó el número de afiliados y el aumento de julio es mínimo.

   "Julio es un mes en el que tradicionalmente aumenta el número de afiliados, incluso durante los peores años de la crisis seguía aumentando en pequeña cuantía por la estacionalidad de los empleos ligados a la campaña turística", incide.

   La formación sindical critica que el aumento de la afiliación en los últimos doce meses se localice en sectores de bajo valor añadido (comercio, hostelería y servicios auxiliares) "que generan empleos inestables y donde se pagan salarios bajos".

   "En consecuencia, no se observa un cambio en el modelo productivo liderado por la industria y lo sectores de alto contenido tecnológico, lo que pone en duda la solidez a medio plazo de los incrementos de la afiliación a la Seguridad Social y la rebaja del paro", advierte.

MODELO PRODUCTIVO.

   En su opinión, España sigue encadenada a un modelo productivo basado en los servicios de bajo valor, con un peso muy bajo y decreciente de las actividades industriales, lo que condena al país a "un empleo precario en lo contractual y de bajos salarios, con muchas fluctuaciones estacionales e insuficientes para dar una oportunidad de empleo a la gente".

   Sin embargo, considera que lo más preocupante es que el Gobierno se encuentra a gusto con este modelo y es por el que apuesta para salir de la crisis, "llevando a cometer los mismos errores que en el pasado".

   Por ello, ve necesaria una política presupuestaria que fomente el cambio estructural del aparato productivo, que promueva el uso eficiente de los recursos públicos en todos los niveles de la Administración y que ayude a recuperar la demanda interna.

   "El objetivo debe ser sacar la economía española de su patrón tradicional de crecimiento de bajo valor añadido, sin industria, empleo inestable y salarios bajos", subraya Comisiones, que critica que la "injusta" rebaja de impuestos promovida por el Gobierno no persigue este fin, sino "el rédito político a corto plazo".

Más información