Actualizado 30/05/2008 14:39 CET

Economía/Laboral.- El 72,6% de las autónomas desconoce las TIC's, frente al 64% de los emprendedores, según un estudio

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El 72,6% de las mujeres autónomas desconocen qué son las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC's) frente al 64% de los hombres emprendedores.

De hecho, el 60,6% de las trabajadoras por cuenta propia tiene un ordenador en el negocio, el 49,1% cuenta con conexión a Internet y sólo el 15% cuenta con página web de la empresa, frente a porcentajes, en el caso de los hombres, del 74,2%, 66,9% y 22,8%, respectivamente.

Éstas son algunas de las conclusiones de un estudio elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) y la Unión de Asociaciones de Trabajadoras Autónomas y Emprendedoras (UATAE), integrada en la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), junto a la empresa de investigación sociológica y de mercados Telecyl.

El informe, que ha tomado una muestra de 2.061 mujeres autónomas y 464 trabajadores autónomos, precisa que "la sensación de no necesitar las TIC's, la falta de motivación y de tiempo, el esfuerzo económico y la edad de las empresarias son algunas de la barreras más destacadas aportadas por las autónomas".

Así, el 67,5% de las mujeres autónomas buscan asesoramiento externo, principalmente de amigos o familiares, a la hora de realizar una compra de TIC's. Además, el 37,5% de ellas considera que no es necesaria ninguna formación en relación con las nuevas tecnologías.

Además, el informe aporta otros resultados en esta dirección. Así, el 86,7% de las autónomas que disponen de Internet en el negocio busca información en la red y el 48,2% lo utiliza para comunicarse con clientes o proveedores.

Asimismo, el 18,8% de las autónomas compran por Internet y tan sólo el 4,4% vende sus productos por este sistema, mientras que casi el 82% no tiene previsto vender sus productos o servicios por la Red.

Por último, el informe apunta que el perfil de la autónoma responde al de una trabajadora con estudios educación secundaria o superior (68,3%), que desarrolla su actividad de forma individual (34,8%) y que trabaja fuera del hogar (81,3%).