Actualizado 03/06/2007 14:06 CET

Economía/Laboral.- PP, CiU, ERC y CHA presentan un centenar de enmiendas parciales a la reforma de la Seguridad Social

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

PP, CiU, ERC y CHA han presentado en el Congreso un centenar de enmiendas parciales al proyecto de ley de reforma de la Seguridad Social, que el pasado 16 de mayo superó su primer trámite en la Cámara Baja tras rechazarse las enmiendas a la totalidad de Esquerra y PNV.

De estos cuatro Grupos Parlamentarios, los nacionalistas catalanes han sido los que más enmiendas han presentado, con un total de 38, seguidos por el PP, que ha propuesto 32 modificaciones al proyecto de ley.

Entre los cambios a la reforma que propugna CiU, se encuentra el de considerar como efectivamente cotizado el periodo empleado en el servicio militar obligatorio o en la prestación social sustitutoria.

La formación catalana plantea además al Gobierno la creación de un complemento estatal para las pensiones no contributivas en aquellas comunidades autónomas en las que el coste de la vida sea superior a la media. De esta forma, pretende que el Estado compense la existencia de distintos niveles de renta básica en las autonomías.

CiU incluye también entre sus enmiendas una disposición adicional para que el Gobierno, en el plazo máximo de un año, apruebe un proyecto de ley que garantice que la cuantía de la pensión de viudedad es suficiente para el sostenimiento de la unidad familiar.

PP: PENSIÓN DE VIUDEDAD NO INFERIOR AL SMI.

El Grupo Parlamentario Popular también ha puesto sus miras en la pensión de viudedad y en la necesidad de dignificar su cuantía. A tal efecto, ha presentado una enmienda para que ninguna pensión de viudedad sea inferior al salario mínimo interprofesional (SMI), actualmente situado en 570,6 euros mensuales.

En concreto, los 'populares' establecen un periodo transitorio de cinco años para que progresivamente y en base a un 20% anual, se reduzca la diferencia entre el importe de las pensiones de viudedad y el SMI.

También en materia de viudedad, el PP quiere que se elimine la prestación temporal regulada en el proyecto de ley, y que no se perjudique a los viudos cuyos cónyuges hubieran fallecido antes de cumplirse dos años del matrimonio.

Asimismo, propone que aquellos trabajadores que prolonguen su vida laboral más allá de los 65 años a pesar de cumplir los requisitos y el periodo de carencia necesario para jubilarse, queden exentos de cotizar a la Seguridad Social, tanto ellos como sus empleadores, de manera que su salario neto se vea incrementado con la cantidad que antes se les descontaba por su contribución como trabajador a la Seguridad Social.

ERC PIDE CAMBIOS EN JUBILACIÓN ANTICIPADA.

Por su parte, el Grupo Parlamentario de Esquerra Republicana (ERC) quiere que el Gobierno impulse con rapidez un proyecto de ley que contemple la jubilación anticipada desde los 55 años a policías, bomberos y empleados de protección civil, según consta en una de sus 26 enmiendas parciales a la reforma de la Seguridad Social.

Los independentistas pretenden que, en un plazo inferior a nueve meses, el Gobierno presente un proyecto de ley mediante el que se reconozca la jubilación anticipada a partir de los 55 años de edad a "los miembros de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, policías locales, cuerpos de bomberos y otros empleados de protección civil y seguridad al servicio de los ciudadanos".

A su juicio, resulta "razonable" considerar los oficios relacionados con la seguridad, la extinción de incendios y otras actividades desarrolladas por policías, bomberos y otros cuerpos similares "de especial penosidad y peligrosidad". Por ello, demandan este derecho para el colectivo mencionado, teniendo en cuenta la existencia de profesiones que ya gozan de esa calificación.

Por último, en una de las cuatro enmiendas que ha presentado a la reforma, la Chunta Aragonesista insta al Gobierno a presentar, en un plazo máximo de seis meses, un informe técnico y económico en el que se estudien los coeficientes reductores que se aplican actualmente sobre las pensiones de jubilados anticipados, a fin de que "resulten actuarialmente neutros" y "no gravosos" para la Seguridad Social ni para el pensionista.

Además, y en el supuesto de que el sistema de pensiones siga mostrando su actual "bonanza económica", CHA también emplaza al Ejecutivo a que realice los estudios correspondientes para procurar, de forma progresiva y gradual, la eliminación de los coeficientes reductores de todos los jubilados anticipados.