Actualizado 11/02/2014 11:53 CET

Rosell: "Ójala que podamos incrementar los salarios en el futuro"

El presidente de la CEOE Juan Rosell
EUROPA PRESS

Cree que la banca empieza a estar en condiciones de conceder crédito y que habrá un repunte en los próximos meses

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, sigue mostrando su satisfacción por el proceso de moderación salarial logrado en España desde 2012, al abrigo del pacto de rentas firmado entonces por patronal y sindicatos, y aunque éste finaliza en 2014 y los sindicatos animan a los empresarios para empezar a hablar ya de subidas reales en las retribuciones, no pone fecha al cambio de rumbo. "Ójala que podamos incrementar los salarios en el futuro", se ha limitado a decir este martes.

Durante la jornada 'Diálogos de Internacionalización', organizada por DHL, el patrón de patronos ha recordado que los salarios pactados en convenio crecieron entorno al 0,6% en 2013, por encima del IPC, que se situó en tasa anual en el 0,3% al cierre del año, a lo que ha añadido: "Esperemos que en los próximos años podamos tener bajos números de inflación y veremos qué podemos hacer con los salarios".

Rosell también condiciona la mejora en los salarios a una salida sólida de la crisis. Al respecto ve señales positivas, empezando por la recuperación del crédito."Es el signo de mayor esperanza de España en este momento", ha llegado a decir.

En su opinión, "el sistema financiero empieza a estar en condiciones de dar crédito", como demuestra, a su juicio, la reciente proliferación de campañas dirigidas a los ciudadanos que están llevando a cabo la entidades financieras. "Si no fuera así no estarían haciendo esas campañas", ha dicho. Por ello, Rosell espera "un repunte del crédito en los próximos meses".

Otro de los motivos de optimismo para el presidente de la CEOE es la apuesta exportadora de las empresas españolas, de las que 150.000 ya se han lanzado al exterior frente a las 100.000 de hace cuatro años.

"La apuesta de las empresas por el sector exterior es clarísima y potentísima, pero con una dificultad, que no sólo se puede empezar a exportar cuando se tiene cierto nivel", ha añadido. Con ello, Rosell se ha referido al escaso tamaño medio que tiene la empresa española.

Además, ha recordado que, si bien los costes laborales se han logrado contener, aún son altos otros como los de la electricidad o los administrativos. "Creo que nos tenemos que poner las pilas en todos los factores", ha remachado.

CUIDADO CON LA REFORMA FISCAL.

Al respecto, ha advertido sobre la intención del Gobierno de reducir en el marco de la próxima reforma fiscal las bonificaciones y deducciones que disfrutan las empresas para acercar los tipos reales de cotización a los nominales.

Rosell ha admitido que esa es la tendencia que se está siguiendo en Europa, pero ha recordado que estas deducciones han sido muy beneficiosas en el pasado para la creación y expansión de las empresas, que muchas de ellas siguen sin obtener beneficios por culpa de la crisis y que la mejor manera de incrementar la recaudación por el Impuesto de Sociedades es aumentar la actividad económica.

"Sólo el 28% de las empresas que cotizan por el Impuesto de Sociedades tiene beneficios y esos son los datos. Que cuando todo funcione mejor las empresas volverán a pagar más, eso es lo que queremos. Debemos tener cuidado y ver cómo debemos hacer las cosas (en materia de impuestos) y cuales son las prioridades si queremos que las empresas se hagan grandes y salgan al exterior", ha añadido.

Por otro lado, preguntado sobre si es el momento de bajar impuestos, Rosell ha señalado que "es muy fácil pedir que se bajen", pero que "hay que concretar". "Es maravilloso decir que hay que bajar impuestos, todos quisiéramos, pero tenemos lo que tenemos, y tenemos que ver luego quién es capaz de reducir el gasto en educación o en sanidad", ha sentenciado.

214961.1.260.149.20140211115216
Vídeo de la noticia