Bruselas constata que el plan presupuestario del Gobierno incumple la senda de reducción del déficit

Actualizado 21/11/2018 18:38:38 CET
415725.1.500.286.20181121123446
Vídeo de la noticia

BRUSELAS, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha vuelto a advertir al Gobierno de España de que el plan presupuestario para 2019 corre el riesgo de incumplir con las reglas fiscales europeas porque incluye una desviación "significativa" de la senda de reducción del déficit de las administraciones y de la deuda pública.

"Se considera que el plan presupuestario presentado por España corre el riesgo de incumplir las exigencias del Pacto de Estabilidad y Crecimiento para 2019", ha informado el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

Bruselas ha publicado finalmente su opinión sobre el proyecto elaborado por el Gobierno de Pedro Sánchez y pactado con Podemos. Basa su conclusión en las previsiones económicas que publicó a principios de mes y que "indican una desviación significativa de la senda de ajuste exigida hacia el objetivo presupuestario a medio plazo y el incumplimiento del valor de referencia transitorio para la reducción de la deuda en 2019".

En concreto, la Comisión Europea remarca que el déficit público cerrará este año en el 2,7% y el próximo en el 2,1%, al tiempo que critica que el borrador presupuestario, según sus cálculos, no incluye ningún esfuerzo estructural. La senda pactada con las instituciones europeas exige unos ajustes estructurales equivalentes al 0,65% del PIB, unos 7.800 millones de euros.

El Gobierno defiende que sus cuentas incluyen un esfuerzo estructural del 0,4%, pero los servicios comunitarios lo reducen a cero porque considera que el Estado ingresará menos de lo que prevén las autoridades españolas, así como que el gasto será mayor.

NINGÚN ESFUERZO ESTRUCTURAL

"La Comisión Europea también piensa que España ha hecho avances limitados con respecto a la parte estructural de las recomendaciones fiscales (...) y por tanto invita a las autoridades (españolas) acelerar los progresos", resume el texto aprobado este miércoles por el Ejecutivo comunitario sobre el plan presupuestario para 2019.

La razón que explica la diferencia en las estimaciones tiene que ver con unos ingresos por debajo de lo previsto por el Gobierno de los nuevos impuestos: el gravamen a las transacciones financieras y el impuesto a las multinacionales digitales. Bruselas también reduce levemente la recaudación que espera el Ejecutivo por la subida del salario mínimo interprofesional y los efectos de las nuevas medidas de lucha contra el fraude.

Por el lado de los gastos, la Comisión Europea prevé un mayor impacto en las cuentas de las nuevas medidas de escolarización y de la supresión del copago farmacéutico a los pensionistas. De la misma forma, reitera que la sentencia del Tribunal Supremo sobre la gestión de Aigües Ter Llobregat (ATLL) puede tener un impacto sobre las previsiones del déficit público.

El Ejecutivo comunitario completa su análisis recordando que el borrador presupuestario que pactaron el Gobierno y Podemos no ha sido aprobado todavía por el Congreso, por lo que ha pedido a las autoridades españolas que remitan el texto que se apruebe finalmente, si es que se llega a aprobar.

"Dado que las negociaciones presupuestarias están todavía en marcha, hemos pedido que se nos envíe un plan presupuestario actualizado si los Presupuestos que se remitan al Parlamento difieren de forma significativa", ha expresado en una rueda de prensa el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici.

El socialdemócrata francés, no obstante, ha destacado la "muy buena cooperación" que ha mantenido con el Gobierno español para recibir las aclaraciones que Bruselas pidió en una carta. "Hemos trabajado de una forma muy transparente", ha apuntado.

Contador