Actualizado 03/02/2010 14:21 CET

Economía.- El déficit de EEUU pondrá bajo presión el rating de la deuda si no se adoptan nuevas medidas, según Moody's

NUEVA YORK, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

La agencia de calificación Moody's insta al Gobierno de Estados Unidos a que adopte más medidas para luchar contra el déficit presupuestario si quiere evitar que la calificación de su deuda pública quede bajo presión, según informa la agencia en un comunicado.

"A menos que se tomen más medidas para reducir más el déficit presupuestario o la economía se recupere de forma más vigorosa de los esperado, la situación financiera del Gobierno, tal y como se presenta en las previsiones para la próxima década, podría presionar la calificación 'Aaa' de la deuda pública", explica el comunicado.

En este sentido, considera que el presupuesto presentado el pasado lunes por el Gobierno presidido por Barack Obama es un "pequeño" paso para hacer frente a la "gran tarea" de regresar a una trayectoria de deuda sostenible.

El oficial senior de crédito de Moody's, Steve Hess, afirmó que la congelación del gasto durante un periodo de tres años a partir del próximo año fiscal es "un elemento positivo para la perspectiva de la calificación", pero insistió en que el déficit proyectado en el presupuesto "no estabiliza los niveles de deuda en relación al PIB" y la parte del gasto público destinada a pagar los intereses de la deuda muestra "un aumento constante".

Moody's reconoce que el Gobierno esta limitado por la elevada tasa de desempleo y admite que es complicado realizar una reforma fiscal en estos momentos, ya que podría "ralentizar la recuperación económica".

En esta línea, recalcó que el presupuesto añadido para la creación de empleo y los programas de prestaciones ejercen una importante presión sobre la posición fiscal del gobierno hasta el final de la década, independientemente de las nuevas propuestas presupuestarias. "La trayectoria de la deuda está claramente al alza si no se aplican otras medidas", incidió.

Asimismo, Hess cree además que, a medida que los tipos de interés vuelvan a subir y aumente el tamaño de la deuda, la asequibilidad de la misma se deteriorará en mayor medida.