Economía.- La economía crecerá un 1,2% en 2008 lastrada por el ladrillo, según el Consejo General de Economistas

Actualizado 18/06/2008 19:11:20 CET

La inversión en el segmento residencial caerá hasta un 10,5% este año

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

La economía española crecerá un 1,2% en 2008 debido a un descenso de la inversión en el segmento residencial del 10,5%, según un estudio del Consejo General de Economistas.

El trabajo, titulado 'Crisis inmobiliaria y construcción. Claves para la comprensión', precisa también que la inversión relacionada con la rehabilitación, reparación y mantenimiento de edificios crecerá un 1,5% en 2008, la mitad que en 2009, lastrada por la contracción del consumo.

Por su parte, la obra pública se incrementará un 2,1% este año, más de tres puntos porcentuales por debajo del 5,5% con el que cerró 2007, por la inercia de la caída de las licitaciones el pasado año.

Según el presidente de la Cámara de Contratistas de Obras de Cataluña y autor del estudio, Rafael Romero, estas cifras demuestran que ni la reactivación de la obra pública, ni el impulso de la rehabilitación podrán compensar este año la caída de la edificación de viviendas para mantener los niveles de actividad del sector.

De hecho, afirmó que la reactivación de la obra pública no se percibirá "hasta después del verano", mientras que las caídas en el segmento residencial al final del año serán "muy superiores al 10,5%", una tasa que, según dijo, ya supone una "catástrofe".

En este contexto, la creación de empleo seguirá cayendo, hasta el punto de que la pérdida de empleos en el sector "no ha hecho más que empezar", según el autor.

Por su parte, el director del Gabinete de Estudios Económicos, Pere Lleorant, autor del estudio 'Las constructoras y la crisis inmobiliaria', también presentado hoy, afirmó que la presente crisis será "profunda y tendrá una digestión bastante difícil", especialmente para las regiones turísticas.

LAS RECETAS ANTE LA CRISIS.

En este punto, el presidente del Consejo General de Economistas, Valentí Pich, también presente en el acto, apostó por dar un mayor desarrollo a la rehabilitación de viviendas, así como por "explotar" el mercado del alquiler. En su opinión, "es verdad que hay que dejar actual al mercado", pero también que hay que dar salida al amplio 'stock' de viviendas vacías sin vender.

Por su parte, Romero siguió apostando de cara a los próximos años por impulsar la obra pública y la rehabilitación a la hora de dar una salida a la actual situación del mercado, ya que, a su juicio, es la "construcción necesaria" en la actual coyuntura.

En cuanto a la rehabilitación, señaló que implica tareas no tan técnicas como la obra pública, por lo que supone la mejor alternativa para absorber a los desempleados del sector.

Sin embargo, consideró que la actual retracción del consumo es un freno para el desarrollo de esta actividad. En este punto, tanto Romero como Pich consideraron insuficiente la última modificación normativa acometida por el Gobierno.

Concretamente, en el Real Decreto aprobado el pasado 23 de mayo se modifica la parte del Reglamento del IRPF que regula el concepto de "rehabilitación de vivienda", cuando tenga por objeto la reconstrucción de la misma mediante la consolidación y el tratamiento de las estructuras, fachadas o cubiertas y otras análogas, de forma similar al establecido en el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).

Así, con aplicación desde el 1 de enero de 2008, se consideran rehabilitación las obras realizadas en un edificio si su coste supera el 25% del precio de adquisición del inmueble, sin incluir, como hasta ahora, el precio del suelo.

UN TIPO SUPERREDUCIDO DEL 4%.

Frente a esta medida, Romero propuso una batería de propuestas para impulsar la rehabilitación, entre las que destacó un IVA superreducido del 4%, frente al tipo general del 16% vigente. De esta forma, argumentó que la rehabilitación dejaría de estar "penalizada tributariamente".

Además, prosiguió diciendo que este tipo superreducido evitaría que proliferen las obras de mantenimiento no declaradas con la intención de no pagar el IVA estipulado en la actualidad.

Asimismo, consideró necesario dotar de mayor flexibilidad al régimen de propiedad horizontal, para que no los procesos de toma de decisiones en el seno de las comunidades de propietarios no entorpezcan la rehabilitación de las viviendas.

En conclusión, pidió al Gobierno "más decisión" en este terreno y lamentó que el mantenimiento de las viviendas se haya "dejado de la mano del Ministerio de Economía y Hacienda".

HACIA LA CONCENTRACIÓN EMPRESARIAL.

En cuanto a la obra pública, Lleonart indicó que el "principal problema" al que se enfrentarán las empresas del sector en los próximos años será el deterioro de los precios de las licitaciones por una mayor competencia, después de que muchas de ellas estén abandonando el sector privado para pasar a la edificación civil.

Además, Lleonart augura que en los próximos años se producirá un proceso de concentración empresarial en el sector de la construcción, que afectará, principalmente, a las medianas empresas (entre 30 y 700 millones de euros de facturación), toda vez que las seis "megaconstructoras" --ACS, Ferrovial, FCC, Acciona, Sacyr y OHL-- ya han concluido su propio proceso de concentración.

Según Lleorant, actualmente hay hasta 125 empresas medianas, por lo que la competencia ha aumentado y es preciso "cambiar de estrategia" para buscar un mayor volumen empresarial, que dará lugar a un menor número de empresas, que permita una menor exposición al sector inmobiliario, mayor capitalización y liquidez y una mayor diversificación, entre otras ventajas.