La economía española crecerá un 2,6% este año y un 2,3% en 2019, según Afi

Publicado 11/09/2018 12:42:52CET

MADRID, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

La economía española crecerá este año un 2,6% y se desacelerará hasta el 2,3% en 2019, según las previsiones de Analistas Financieros Internacionales (Afi), que prevén una tasa de paro del 15,4% en 2018, que se moderará al 13,9% el próximo año.

En opinión de Afi, la "ligera desaceleración" del crecimiento hacia tasas más acordes con el PIB potencial de la economía española no cuestiona la "robustez" del actual ciclo económico.

Además, Afi espera que la demanda interna, impulsada por el consumo y la inversión, en especial en construcción residencial, se mantenga como principal fuente de crecimiento, con un alza del 2,5% este año y del 2,3% el próximo, mientras que el consumo de los hogares podría crecer un 2% en 2018 y 2019, favorecido por el aumento de la nuevas operaciones de crédito al consumo y el mantenimiento de la creación de empleo.

Analistas Financieros indican que la moderación del crecimiento en el área euro y en los demás países desarrollados pesará sobre las exportaciones, de manera que la aportación del sector exterior se reducirá hasta los 0,1 puntos de PIB en 2018 y no contribuirá nada al crecimiento en 2019. Las importaciones, por su parte, crecerán un 2,6% este año y un 3,6% en 2019.

En cuanto a la evolución del mercado de trabajo, Afi estima que el empleo crecerá un 2,5% este año, con una tasa de paro del 15,4%, mientras que el próximo ejercicio la tasa de paro se situará en el 13,9%, tras crecer el empleo un 2%.

El déficit, por su parte, se situará este año en el 2,7%, según Afi, la misma estimación que el Gobierno, y para 2019 prevé que se reduzca hasta el 2,2%, en este caso cuatro décimas por encima de la previsión del Ejecutivo.

Por último, Afi estima un crecimiento del IPC promedio anual del 1,7% y un incremento del IPC subyacente del 1%. En 2019, el avance de los precios se moderará de forma significativa, hasta el 1,1% de media anual en el índice general, gracias al menor impulso de los precios energéticos.