Economía/IPC.- Méndez valora la caída de la inflación, pero advierte de que refleja el descenso del consumo

Actualizado 15/01/2009 17:54:37 CET

VALENCIA, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, consideró hoy que el descenso en diciembre del Índice de Precios al Consumo (IPC), que cerró el año 2008 en el 1,4% en tasa interanual, es "positivo" en tanto en cuanto es "muy bajo", aunque alertó de que "refleja hasta qué punto han caído el consumo y la actividad productiva" en España.

Méndez se pronunció en estos términos hoy en Valencia en declaraciones a los medios de comunicación durante una concentración 'Por el empleo y la protección social' ante la Dirección General de Trabajo, acto en el que resaltó que el IPC se sitúa "por primera vez más bajo que el aumento de los precios a nivel de la Unión Europea".

No obstante, abogó por realizar una "doble lectura" de ese dato, dada la "muy complicada situación económica" que vive España. Por un lado, destacó que ha habido una reducción comparativa muy fuerte de los precios del petróleo y sus derivados, y de los alimentos básicos y materias primas en relación con el precio de hace un año, y eso ha impactado a la baja en el IPC.

Por otro lado, planteó que la segunda lectura sería "otra no tan positiva", relacionada con el hecho de que la economía española "tiende a ser inflacionaria", dado que "este espectacular IPC refleja hasta qué punto han caído el consumo y la actividad productiva en nuestro país".

Por ello, el dirigente sindical hizo hincapié en que se deben acelerar las negociaciones para la renovación del Acuerdo de Negociación Colectiva, y remarcó que "es necesario que se mantenga el modelo de determinación de salarios que se aplicó el pasado año".

Méndez alertó, asimismo, de que la no activación de las cláusulas de revisión salarial como consecuencia de la caída del IPC en diciembre afectará a los trabajadores que se vieron "perjudicados" por el "fuerte encarecimiento" de los productos básicos a lo largo de 2008, tendencia que llevó al IPC medio a situarse en el 4,1%.

Así, recalcó que es "fundamental" que, de cara a la negociación colectiva de 2009, se mantenga "el actual modelo de determinación de los salarios: cláusula de revisión, previsión de inflación y reparto negociado de la productividad", todo ello con el objetivo de "proteger los salarios y el empleo", concluyó.