Economía/IPC.- UGT afirma que la bajada de la inflación debe facilitar la negociación salarial en los convenios

Actualizado 12/11/2008 13:47:17 CET

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

UGT afirmó hoy que la bajada de la inflación, que en octubre se situó en el 3,6%, nueve décimas menos, debe facilitar la negociación salarial de los convenios colectivos de cara al próximo año.

Para UGT, esta situación plantea un escenario "más favorable" para la política salarial que hay que negociar en los convenios colectivos y más favorable también para que el Banco Central Europeo (BCE) contribuya a la recuperación económica cambiando su política de tipos de interés.

El sindicato de Cándido Méndez cree que debe ser prioritario mejorar y proteger los salarios, para lo cual es preciso extender y generalizar el modelo de determinación de los mismos, teniendo en cuenta los elementos fundamentales: el objetivo de inflación y su directa relación con la necesidad de establecer cláusulas de revisión salarial para garantizar la mejora del poder adquisitivo de los salarios.

"El modelo de determinación de los salarios que venimos desarrollando desde el 2002 es flexible y permite contribuir de forma positiva a la evolución económica y del empleo, pues posibilita su adaptación a las realidades sectoriales y/o de empresa, y es compatible con objetivos macroeconómicos de reactivación de la economía, las políticas de redistribución de la renta y la cohesión social", subraya UGT.

Por otro lado, afirma que el actual nivel de inflación es el escenario que venía reclamando el Banco Central Europeo para modificar su política monetaria restrictiva y rebajar los tipos, "abandonando una política que no ha hecho sino agravar la actual situación de crisis global".

Por ello, considera que, además de aliviar la escasez de liquidez, son necesarias nuevas rebajas de los tipos de interés, no sólo para generar inversión e inyectar liquidez en el sistema, sino para garantizar el crecimiento económico y el empleo, ya que todo apunta a un mayor agravamiento de la crisis y a la necesidad de mayores recortes en el precio del dinero.