Economía/Laboral.- España es el país de la UE donde más ha aumentado el paro durante el último año

Actualizado 19/05/2008 18:38:27 CET

El paro juvenil se dispara hasta el 20,5%, la tasa más alta de los 27

BRUSELAS, 19 May. (EUROPA PRESS) -

España es el país de la Unión Europea donde más ha subido la tasa de paro durante el último año al pasar del 8,1% en el primer trimestre de 2007 al 9,1% de la población activa en el mismo periodo de 2008. Este aumento sitúa a España como el segundo Estado miembro con más desempleo, sólo por detrás de Eslovaquia (9,9%), según el informe trimestral de empleo hecho público hoy por la Comisión.

En contraste con la fuerte subida del desempleo en España, la mayoría de los países de la UE redujeron su tasa de paro durante el primer trimestre de 2008 en comparación con el primer trimestre de 2007. El desempleo bajó especialmente en Polonia (-2,7%), pero también en Alemania (-1,3%) o Francia (-0,9%). En el conjunto de la UE, la tasa de paro pasó del 7,4% al 6,7% de media (16,1 millones de desempleados).

Además de en España, el paro subió durante el último año sólo en Irlanda (+0,9%) --país que también está muy afectado por la crisis del sector inmobiliario-- Grecia (+0,5%) y Hungría (+0,4%).

El paro juvenil en España se disparó durante el primer trimestre del año un 3,3% en relación al año anterior, hasta alcanzar el 20,5%. Esta tasa es la más alta entre los Veintisiete, a falta de que se publiquen los datos actualizados de Italia y Grecia, que podrían estar por delante. Por detrás se encuentran países como Hungría (19,4% de paro juvenil), Suecia y Eslovaquia (18,3%), y Polonia y Bélgica (18,2%).

Pese al aumento del paro, la economía española siguió creando empleo durante el año 2007 (un 2,5% en tasa interanual), aunque a un ritmo que fue desacelerándose progresivamente desde el 1% en el primer trimestre hasta el 0,1% en el último trimestre del año pasado. La tasa de actividad se situó al final del año el 65,5% de la población activa.

En el conjunto de la UE, en el último trimestre de 2007 el empleo total había aumentado en 3,3 millones en comparación con el año precedente y alcanzaba los 224,5 millones de personas. No obstante, el ritmo de creación de puestos de trabajo se desaceleró también a finales de año al pasar del 0,4% del primer trimestre al 0,2% el último trimestre. La tasa de empleo global se situó cerca del 66%, frente al 65% un año antes.

El nivel de empleo creció especialmente en Alemania (que alcanzó el objetivo europeo de una tasa de actividad del 70% durante el último trimestre de 2007) y Polonia (que se aproxima a la tasa de Italia). A excepción de Hungría y Lituania, todos los Estados miembros se beneficiaron de un crecimiento continuo del empleo, en particular Irlanda, Letonia, Luxemburgo, Malta y Eslovenia, con un ritmo superior al 3%.

Las mejoras en el mercado laboral de la UE se registraron sobre todo en el sector servicios, mientras que la situación se degradó especialmente en la construcción.

COSTES SALARIALES

El aumento de los costes horarios del trabajo en la UE alcanzó una tasa anual del 3,5% en valor nominal en el último trimestre de 2005. Este incremento es el resultado de una fuerte subida de los salarios en los nuevos Estados miembros, compensada sólo en parte por un aumento moderado de los salarios en Alemania. No obstante, teniendo en cuenta las tendencias al crecimiento de la productividad y la inflación, el coste unitario real del trabajo en la UE sólo cambió ligeramente. En España, el aumento de los costes salariales fue superior a la media de la UE (4,5%), lo que significa que prosigue la pérdida de competitividad de la economía.

La Comisión alertó de nuevo de que las perspectivas macroeconómicas de la UE seguirán deteriorándose este año como consecuencia de las turbulencias financieras, el alza de los precios de la energía y de los alimentos, y la pérdida de confianza por parte de los consumidores.

El resultado es que durante los años 2008 y 2009 las mejoras en el mercado laboral serán menos perceptibles, con un ritmo más lento de crecimiento del empleo y una parada en la disminución de la tasa de paro.