Economía/Laboral.- Sarkozy: "Somos el único país del mundo que anima a la gente a trabajar menos"

Actualizado 17/01/2008 19:34:32 CET

PARIS, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, volvió hoy a defender la cultura del trabajo y el esfuerzo durante el mensaje de felicitación del nuevo año dirigido a líderes sindicales y patronales reunidos en El Elíseo.

"Hemos frenado la actividad, hemos repartido el trabajo en lugar de crearlo, somos el único país del mundo que anima a la gente a trabajar menos", espetó tildando de "demagogia" que ha hecho "daño" a Francia durante treinta años, "hacer creer a los franceses que será posible tener un mayor poder adquisitivo sin trabajo suplementario y sin reformas".

"Os propongo simplemente, como hemos hecho con las horas extraordinarias, continuar liberando el potencial de crecimiento de nuestro país", agregó. Para ello, puso como condición que se "compartan los frutos del éxito colectivo de manera más justa y mayor para los trabajadores".

A su modo de ver, "prometer más poder adquisitivo sin ninguna contrapartida es una garantía para tener todavía menos poder adquisitivo", más gasto y una acumulación de la deuda. "Quiero volver a poner a la sociedad francesa en movimiento", aseveró un Sarkozy comprometido en la valoración del "trabajo, el mérito y el esfuerzo".

Por otra parte, aseguró que el acuerdo sobre la reforma del mercado de trabajo alcanzado entre el Gobierno y los sindicatos se votará lo más rápido posible y anunció una segunda reunión con los agentes sociales, tras la primera cita mantenida el pasado mes de diciembre, para el próximo 6 de febrero, que girará en torno a la protección social.

El jefe del Estado confirmó, por otra parte, la intención de crear un impuesto sobre los aparatos electrónicos para compensar la pérdida de ingresos derivada de la supresión de la publicidad en las cadenas públicas de televisión, una información que adelantaba hoy el diario económico 'Les Echos'.

EQUILIBRIO PRESUPUESTARIO

Además, auguró que Francia alcanzará el equilibrio presupuestario en el horizonte del 2012. Sarkozy recibió horas más tarde al premio Nobel de Economía, Amartya Sen, que participará en un grupo de reflexión sobre los límites del concepto de Producto Interior Bruto (PIB) para medir el bienestar económico.

El profesor Sen, especialista mundial en economía del desarrollo humano y pionero en la investigación sobre la economía del bienestar, aconsejará al presidente francés en el seno del comité de expertos que presidirá el profesor Joseph Stiglitz.

Sarkozy espera de este grupo de trabajo una reflexión sobre nuevos indicadores de desarrollo social, al entender que los indicadores clásicos, derivados de la contabilidad nacional, no traducen correctamente la evolución de la calidad de vida de los franceses.