Actualizado 30/09/2008 13:04 CET

Economía/Macro.- (Ampliación) El déficit por cuenta corriente se situó en 66.025,7 millones hasta julio, un 8,19% más

MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El déficit de la balanza por cuenta corriente, que refleja los ingresos y pagos por operaciones comerciales, servicios, rentas y transferencias, ascendió a 66.025,7 millones de euros en los siete primeros meses del año, lo que supone un aumento del 8,19% respecto a los 61.027,4 millones registrados en el mismo periodo de 2007, según datos del Banco de España.

La ampliación del déficit de la balanza por cuenta corriente se debió, principalmente, al aumento del déficit de la balanza comercial y, en menor medida, al incremento de de los déficit de las balanzas de rentas y de transferencias corrientes. La ampliación del superávit de servicios sólo compensó parcialmente la evolución anterior

En concreto, el déficit de la balanza comercial se elevó en los siete primeros meses hasta los 53.916,2 millones de euros desde los 49.377,7 millones de euros registrados en el mismo periodo de 2007, lo que representa un incremento del 9,19%.

Esta evolución se produjo en un contexto de crecimiento superior de las importaciones que de las exportaciones, con un 7,9% y 7,3%, respectivamente, de un mayor déficit energético y de un menor déficit de productos no energéticos.

Entre enero y julio, la balanza de servicios acumuló un superávit de 13.342,6 millones de euros, un 12,17% superior a los 11.894,5 millones registrados en el mismo periodo de 2007, resultado tanto de la ampliación del saldo positivo de turismo y viajes, que aumentó un 3,1% en tasa interanual como, en mayor medida, de la disminución del déficit de la rúbrica de otros servicios, que descendió hasta 2.391,13 millones de euros, desde 3.371,9 millones en los siete primeros meses de 2007.

El déficit de la balanza de rentas, por su parte, subió un 4,23% hasta julio y se situó en 19.036,6 millones de euros, mientras que el déficit acumulado por la balanza de transferencias corrientes se amplió hasta 6.415,4 millones de euros, un 21,4% más que el registrado en el mismo periodo de 2007, que fue de 5.281,3 millones.

El saldo de la cuenta de capital, que recoge principalmente las transferencias de capital procedentes de la UE, registró un superávit de 4.016 millones de euros en los siete primeros meses del año, superior al saldo, también positivo, registrado en el mismo periodo de 2007, que fue de 1.978,7 millones.

MAYOR NECESIDAD DE FINANCIACIÓN.

El saldo agregado de las cuentas corriente y de capital, que mide la capacidad o necesidad de financiación generada por las operaciones no financieras, registró una necesidad de financiación de 62.009,8 millones de euros hasta julio, superior en un 5,01% a la contabilizada en el mismo periodo del año anterior, que ascendió a 59.048,6 millones.

A su vez, la cuenta financiera, excluido el Banco de España, acumuló entradas netas por valor de 39.364,2 millones de euros, inferiores a las registradas entre enero y julio de 2007, que se situaron en 77.059,5 millones.

En consecuencia, los activos netos del Banco de España frente al exterior descendieron en 18.814,7 millones de euros, frente al aumento de 21.502,5 millones registrado en los siete primeros meses de 2007.

Esta caída se concentró en los activos netos del Banco de España frente al Eurosistema, que descendieron en 16.641 millones de euros, frente al incremento de 10.390 millones en los siete primeros meses de 2007.

Por su parte, los otros activos netos se redujeron en 2.054,2 millones, después de haber subido en 10.776,1 millones hasta julio del año pasado, y las reservas se anotaron un descenso de 119,5 millones, en contraposición con el aumento en 346,4 millones que experimentaron entre enero y julio de 2007.

INVERSIONES EXTERIORES.

Las inversiones directas originaron entradas netas de 10.255,7 millones de euros durante los siete primeros meses de 2008, frente a las salidas registradas en el mismo periodo del año anterior, que se situaron en 32.122,3 millones.

Las inversiones directas de España en el exterior generaron salidas por valor de 24.568,9 millones, frente a los 45.945 millones de los primeros siete meses de 2007.

Dichas salidas fueron inferiores a las entradas en concepto de inversiones directas del exterior en España, que alcanzaron los 34.824,7 millones de euros, un 151% más que entre enero y julio del año pasado.