Actualizado 30/09/2008 18:08 CET

Economía/Macro.-Brown analiza con el gobernador del Banco de Inglaterra la crisis y la posibilidad de recortar intereses

LONDRES, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro británico, Gordon Brown, evaluó hoy la crisis económica con el gobernador del Banco de Inglaterra (BoE), Mervyn King, en una reunión a la que también asisitió el titular de Hacienda, Alistair Darling, y en la que se evaluó la posibilidad de que la Comisión de Política Financiera (MPC, por sus siglas en inglés) recorte la tasa de intereses, pese a la reticencia mantenida hasta ahora a rebajarla del 5 por ciento vigente.

Pese a que un portavoz de Downing Street aseguró que la cita convocada en la residencia oficial tenía un carácter rutinario, reconoció que los protagonistas evaluaron la "situación actual" y el propio Alistair Darling declaró posteriormente en declaraciones a la BBC que hará "lo que sea necesario" para devolver la estabilidad a los mercados.

En este sentido, la normalización es el primer objetivo del Gobierno de Brown, que pretende promover posteriormente nuevos pasos en el ámbito legislativo para garantizar un mayor control de la actividad financiera y evitar la reedición de colapsos como los que experimenta actualmente la economía internacional a partir de la tormenta desatada en Estados Unidos.

Así, después de que el propio mandatario calificase de "decepcionante" la decisión del Congreso norteamericano de rechazar el plan de rescate de activos propuesto por la Casa Blanca, Brown estudió con King y su ministro de Hacienda el contexto vigente, con la esperanza de que en la votación que tendrá lugar dentro de nueve días, el BoE acceda finalmente a rebajar la tasa de intereses al 4,75 por ciento.

CRECIMIENTO CERO

Además, la reunión se produjo en la misma jornada en la que la Oficina Nacional de Estadística británica confirmase que el crecimiento de Reino Unido se paralizó en el segundo trimestre y reforzase las previsiones de que la economía británica entrará en recesión antes de final de año.

En este punto, pese a que los analistas habían previsto el recorte de intereses para el mes de noviembre, la evolución de los indicadores podrían conducir a la MPC a adoptarlo de inmediato ante las alarmas generadas tanto en el ámbito interno como en el panorama internacional, tras una jornada en la que Wall Street registró caídas inéditas en la historia moderna.

Aparte, el Ministerio del Tesoro y la Autoridad de Servicios Financieros (FSA, por sus siglas en inglés) analizan paralelamente la situación tras la negativa recabada por el paquete de 700.000 millones de dólares la pasada noche en el Capitolio. No obstante, las acciones en la bolsa londinense presentaban una mejor evolución a mediodía tras la caída de 270 puntos de ayer, después de que trascendiese la posibilidad de que finalmente demócratas y republicanos logren un acuerdo en Washington.