Economía/Macro.- La CEOE pide al Gobierno que contenga el gasto en los PGE de 2009 para afrontar la crisis económica

Actualizado 18/06/2008 20:38:25 CET

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

La CEOE ha pedido al Gobierno que contenga el gasto público en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2009 a la vista de que la desaceleración de la economía será "más rápida, más profunda y más duradera" de lo previsto.

Así lo plasma la organización presidida por Gerardo Díaz Ferrán en el informe sobre 'Perspectivas de la economía y propuestas para reestablecer el crecimiento económico', aprobado por la última Junta Directiva de la patronal, en el que señala que la "crisis" económica es motivo de "enorme preocupación".

Concretamente, la organización considera que serán "de la mayor importancia unos PGE para 2009 que tengan en cuenta la situación económica del país a fin de incidir en un crecmiento del gasto público corriente".

Asimismo, la CEOE insta a una revisión de las principales partidas de gasto público para "mantener el equilibrio presupuestario en el medio plazo y continuar con el empuje de las inversiones en infraestructuras, con efectos positivos en la mejora de la productividad".

PERO EL GASTO SUBE UN 5%.

Por su parte, el vicepresidente económico, Pedro Solbes, aseguró durante el debate en el Congreso para la aprobación del techo de gasto para el ejercicio 2009, que se mantendrá la orientación "prioritaria" del gasto publico hacia las medidas sociales y la inversión en infraestructuras, educación e investigación, para hacer frente a una "coyuntura económica desfavorable".

Así, según el acuerdo del Consejo de Ministros del pasado 30 de mayo, el límite de gasto no financiero del Estado para el año 2009 se situará en 160.158 millones de euros, lo que representa un incremento del 5% respecto a este año (7.626 millones más), en línea con el crecimiento previsto del PIB nominal.

Para el vicepresidente económico, Pedro Solbes, este techo presupuestario permitirá a la Administración Central cerrar sus cuentas en equilibrio (0,02% del PIB, 177 millones), frente al superávit del 0,4% que el Gobierno estimó en en el Programa de Estabilidad aprobado en diciembre.

Además, el Ejecutivo se ha fijado como objetivo cerrar también sus presupuestos en equilibrio en 2010 y alcanzar un ligero superávit del 0,1% en 2011, frente al excedente del 0,4% previsto anteriormente para los dos ejercicios.