Actualizado 29/10/2009 21:15 CET

Economía/Macro.- El Congreso envía al Senado la 'Ley Ómnibus' con concesiones a los colegios profesionales

Rebaja la liberalización de las autoescuelas y excluye a los taxistas de las reformas

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Comisión de Economía y Hacienda del Congreso de los Diputados aprobó hoy con los votos de PSOE, PNV y Coalición Canaria remitir al Senado el proyecto de la 'ley Ómnibus' que modifica 47 normas españolas para adaptarlas a la directiva europea de servicios, incluyendo varias modificaciones al texto original que para los socialistas suponen un "avance importantísimo" y han dejado "razonablemente satisfecho al sector" de los colegios profesionales.

El Pleno de la Cámara ya aprobó esta misma mañana la Ley sobre el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio, denominada 'Ley Paraguas', que culmina la primera fase del trasvase al ordenamiento jurídico español de la conocida como 'Directiva Bolkenstein', que continúa el texto avalado hoy por la Comisión.

Así, aunque la ponente socialista María Antonia Trujillo destacó que no se puede reducir al "sector concreto" de los colegios profesionales las mejoras aportadas por esta transposición, si bien destacó que el nuevo texto "es bueno" porque así se lo ha hecho llegar los propios representantes de los profesionales.

EL VISADO COMO "VALOR AÑADIDO"

Sin embargo, las norma no recoge la obligatoriedad de colegiarse, tal y como planteaba el PP, aunque sí pactó con PNV y CC reconocer las competencias de las organizaciones a nivel autonómico. Tampoco modifica el hecho de que estas entidades puedan imponer la obligación de los visados para los casos en que la ley no los requiera, si bien amplía los supuestos legales. Además, los profesionales sí podrán ofrecer el visado a sus clientes como un "valor añadido".

Pese a estos cambios, CiU e IU votaron finalmente en contra del apartado en relación a los colegios profesiones, mientras que el PP se abstuvo. A juicio del diputado 'popular' Celso Delgado se "cercenan" las fuentes de financiación.

"Se ha hablado con los colegios y en mi opinión están razonablemente satisfechos", insistió Trujillo, quien recalcó que la reforma de estas 47 leyes supone la "mejor regulación de los servicios" que permitirá crear alrededor de 150.000 empleos.

AUTOESCUELAS

Pero los cambios no se limitan a los colegios profesionales. Así, los socialistas pactaron con CiU que suaviza la liberalización de las autoescuelas, de forma que aunque se mantienen ciertos cambios para rebajar los requisitos del Ministerio de Interior para la apertura de determinados centros de enseñanza de conducción teórica, los que se acojan a la nueva legislación no podrán ofrecer clases prácticas ni tampoco otras funciones como la recuperación de los puntos del carné de conducir perdidos por infracciones de tráfico.

Los representantes de las autoescuelas habían considerado como "sumamente dudosa" la pretensión de la 'Ley Ómnibus' de introducir mayor competitividad rebajando las exigencias para abrir escuelas de conducción teórica, al entender que no mejorará la competitividad del sector "y mucho menos que sea una ventaja para el consumidor". De la misma forma, explican que "el consumidor no notará mejora de precio y sí en cambio menor calidad".

TAXISTAS Y VINO, EXCLUIDOS DE LA ÓMNIBUS

Además, se alcanzó la unanimidad a la hora de excluir a los taxistas de la reforma comprometida en la transposición de la directiva de servicios, ya que la norma europea original lo excluía. Así, los diputados consideran que la reforma de la regulación debe ser debatida en profundidad" con las comunidades autónomas que tengan competencias en lo relativo a estas actividades de transporte.

También se excluye de la normativa las modificaciones relativas a los Consejos Reguladores de las Denominaciones de Origen del vino, pues la reforma supondría el desmantelamiento de su esencia fundamental".