La economía estadounidense se contrae inesperadamente un 0,1% en los tres últimos meses de 2012

Actualizado 30/01/2013 15:50:28 CET

WASHINGTON, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

La economía de Estados Unidos registró en los tres últimos meses de 2012 una inesperada caída del Producto Interior Bruto (PIB) del 0,1% anualizado, en contraste con el 3,1% que creció en el tercer trimestre de 2012, según los datos de la primera estimación publicada por el Departamento de Comercio.

De esta manera, el PIB estadounidense registra su primera caída desde que el país consiguiera salir de la recesión a mediados de 2009. El Departamento de Comercio enfatiza que el dato adelantado publicado este miércoles está basado en información incompleta o sujeta a revisión y que publicará una segunda estimación el próximo 28 de febrero.

En el conjunto de 2012, la economía estadounidense registró un incremento del PIB del 2,2%, cifra que está por encima del 1,8% de 2011, pero que es inferior al 2,4% de 2010.

La fuerte desaceleración del PIB en los tres últimos meses del año refleja principalmente el descenso de la inversión privada en inventarios, una caída de las importaciones y un menor gasto tanto del Gobierno federal como de los gobiernos locales y estatales.

Según el Departamento estadounidense de Comercio, estos aspectos se vieron compensados en parte por un repunte en la inversión fija no residencial, un mayor descenso de las importaciones y una aceleración del gasto de los consumidores.

De hecho, el gasto personal de los consumidores, una de las partidas que más contribuye al dato, aumentó en el cuarto trimestre de 2012 un 2,2%, lo que supone seis décimas más que el incremento registrado en el periodo comprendido entre julio y septiembre.

La caída del PIB en el cuarto trimestre del año refleja principalmente las contribuciones negativas de la inversión privada en inventarios, el gasto del Gobierno federal y las exportaciones, que se vieron compensados en parte por la contribución positiva del gasto personal de los consumidores y la inversión fija no residencial y residencial. Asimismo, en el último trimestre del año también se produjo un descenso de las importaciones.