Actualizado 30/09/2008 19:16 CET

Economía/Macro.- La economía social creará 160.000 empleos en cuatro años y se presenta como alternativa a la crisis

En España hay 51.762 empresas de economía social, que facturaron 101.555 millones en 2007, cerca del 10% del PIB, según CEPES

MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Empresarial Española de la Economía Social (CEPES) se presentó hoy como una alternativa a las empresas tradicionales para reducir el impacto de la crisis económica y presentó una serie de propuestas para crear 160.000 puestos de trabajo en los próximos cuatro años.

Según el presidente de CEPES, Juan Antonio Pedreño, la "economía social ha demostrado que es capaz de mantener el empleo por encima de los esquemas tradicionales", por lo que, en época de crisis económica, es "importante" reforzar la creación de este tipo de empresas.

De acuerdo con los datos del 'Anuario de la Economía Social 2007-2008' presentado hoy, el pasado año había 51.762 empresas de economía social, que facturaron 101.555 millones --cerca del 10% del PIB nacional--, y emplearon a 2.572.413 trabajadores, un 3% más que el ejercicio anterior.

Este tipo de empresas, que cuentan con 11.372.488 personas entre socios, socios no trabajadores, y mutualistas, trata de compaginar elementos de solidaridad y cohesión social con la eficacia y rentabilidad empresarial. Las cooperativas, las sociedades laborales, las mutualidades, las empresas de inserción y los centros especiales de empleo son ejemplos de economía social.

Las medidas presentadas hoy por CEPES están dirigidas fundamentalmente a tres apartados, según Pedreño: El fomento de la economía social, el acceso de estas empresas a la financiación, y la propuesta de una serie de reformas legislativas, contables y fiscales, destinadas a hacer a las empresas sociales más competitivas.

Además, CEPES propuso dar incentivos fiscales que favorezcan la concentración empresarial, potenciar el papel de las empresas sociales en el sector de la dependencia y en el de 0 a 3 años, la aprobación de la estrategia global para el empleo de personas con discapacidad, la potenciación de la iniciativa emprendedora, y apoyar a las empresas de economía social que se encuentren en dificultades por la crisis.

ELIMINAR RESTRICCIONES.

Asimismo, se solicitó la eliminación de restricciones a las ayudas para las empresas de economía social, permitir la contratación directa de trabajadores por las cooperativas agrarias, establecer medidas que favorezcan el crecimiento del cooperativismo de viviendas, impulsar la actividad económica en el sector del trasporte por carretera y el reconocimiento de las organizaciones de economía social como agente con derecho a la presencia en el diálogo institucional.

La secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, presente en el acto, manifestó el compromiso del Ministerio de Trabajo e Inmigración con las medidas propuestas, y señaló a las empresas de economía social como un ejemplo de que es "posible desarrollar formas muy diversas de construir confianza y construir empleo", pese a la situación de crisis económica.

Rojo aseguró que el Ministerio está comprometido con este tipo de empresas y señaló que ha incluido en los Presupuestos Generales del Estado "una importante ampliación" de la dotación destinada a la "divulgación y el fortalecimiento de la economía social". Además, anunció que en octubre convocará el Consejo para el Fomento de Economía Social.