Economía/Macro.- Francia cree que se necesita un FMI "sólido" con alguien "fuerte" al frente del organismo

Actualizado 20/10/2008 13:24:28 CET

El Gobierno galo podría revisar a la baja sus perspectivas de crecimiento para 2008

PARIS, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

La ministra francesa de Economía, Christine Lagarde, eludió hoy apoyar explícitamente al director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), el francés Dominique Strauss-Khan, investigado por un supuesto abuso de poder al favorecer a una antigua empleada con la que tuvo una relación sentimental, y se limitó a poner de relieve que, en un momento de crisis financiera internacional, se necesita un FMI "sólido" con alguien "fuerte" a la cabeza del organismo.

"Lo que espero es que, en este asunto, conserve todo su talento y su reputación porque es indispensable que en el momento de la crisis financiera al frente del FMI haya alguien fuerte, sólido y reconocido como él", dijo Lagarde en una entrevista a 'Europe 1', tras recalcar que "no es una cuestión de apoyar" o no a Strauss-Khan, porque la vida privada es de "asunto de cada uno", sino de contar con un FMI "sólido con alguien fuerte al frente".

Lagarde aludió igualmente al encuentro mantenido el pasado sábado 18 de octubre en Camp David entre el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y su homólogo norteamericano, GeorgeW.Bush, que culminó con el acuerdo de celebrar una "gran cumbre" a la que seguirán otras reuniones de importancia para "reorganizar la financiación del capitalismo".

Lo acordado es que se celebre después de las elecciones norteamericanas del 4 noviembre y antes de que finalice ese mismo mes, según Lagarde, y con objetivos "simples y al mismo tiempo ambiciosos" como es "poner los principios de la financiación del capitalismo para que los excesos vividos en las últimas semanas no se reproduzcan".

En cuanto a si el actual inquilino de la Casa Blanca comparte los planes europeos para refundar el capitalismo, la titular gala presumió de que el presidente francés ha sido "muy convincente" para sumar a Estados Unidos a la iniciativa porque hace tan sólo un mes Washington no quería celebrar este tipo de reunión. Así pues, según Lagarde, ha sido la "insistencia" de los europeos la que les ha llevado a admitir que había que revisar el sistema y que había que hacerlo "rápido".

FUSION CAISSE D'EPARGNE Y POPULAR

Lagarde, que ayer expresó su satisfacción por la dimisión de la cúpula de la Caisse d'Epargne después de que la entidad perdiera 600 millones de euros por lo que denominaron un "incidente" bursátil, tranquilizó hoy a los ahorradores y animó el proyecto de fusión del grupo de Cajas de Ahorro con el Banco Popular.

En su opinión, es un proyecto bueno para las finanzas y espera que lo que ha pasado estos tres últimos días no cuestione "ni el proyecto ni su calendario" que confió en que fuera "rápido". La titular de Economía espera igualmente que la sustitución de la caída de los directivos de la Caisse d'Epargne permita a la entidad retomar sus actividades "sobre una nueva base y pasar página".

Finalmente, adelantó que el Gobierno podría verse obligado a revisar a la baja sus previsiones de crecimiento para 2008 --actualmente fijadas en un 1%-- el próximo 15 de noviembre cuando se tengan las cifras definitivas del tercer trimestre de 2008. "Reexaminaremos y eventualmente procederemos a una revisión a la baja", admitió.