Actualizado 30/05/2008 15:10 CET

Economía/Macro.- Weber (BCE) dice que si hay inflación no hay lugar para la complacencia, y defiende el objetivo del 2%

FRANCFORT (ALEMANIA), 30 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Bundesbank y miembro del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), Axel Weber, defendió hoy el actual objetivo de inflación ligeramente inferior al 2% fijado por el Eurosistema ante las voces que reclaman un aumento del mismo y afirmó que "cuando hay inflación la complacencia está fuera de lugar".

En su intervención en una conferencia organizada en Francfort por la Asociación de Historia Financiera y Bancaria, Weber advirtió de que un cambio en el objetivo de inflación amenazaría la credibilidad del Eurosistema.

"No veo veo razones de peso por las que una temporal, aunque prolongada, subida en los precios de la energía y de los alimentos debiera provocar un cambio en la norma de estabilidad del Eurosistema (...) Es importante comprender que episodios temporales de precios elevados no justifican el cuestionamiento de la definición de estabilidad de precios del Eurosistema", dijo Weber.

En este sentido, el 'halcón' del BCE explicó que cualquier actuación en esta dirección supone el riesgo de desatar las expectativas de inflación justo en un momento en el que su sólido anclaje es "esencial".

De este modo, el banquero alemán recordó que el BCE ha mostrado en la última década que está listo para actuar de una manera firme y oportuna si es necesario y afirmó que la entidad "seguirá haciéndolo durante las próximas décadas para mantener la estabilidad de precios a medio plazo en la eurozona".

La defensa de Weber del objetivo de inflación del Eurosistema, ligeramente por debajo del 2%, coincide con la postura del presidente del BCE, Jean Claude Trichet, quien el pasado 8 de mayo aseveró que está "totalmente excluida" la posibilidad de que la institución contemple una revisión del objetivo de estabilidad de precios, puesto que de hacerlo "quedarían sin anclaje las expectativas de inflación".

En el día de hoy, la oficina europea de estadística, Eurostat, informó de que el Índice de Precios de Consumo (IPC) de la eurozona aumentó tres décimas en mayo y se situó de nuevo en su máximo histórico alcanzado el pasado mes de marzo, al aumentar un 3,6% en términos interanuales.