Economía/Motor.- Sindicatos del Metal y fabricantes de coches piden a la UE mejoras en el comercio exterior

Actualizado 23/05/2008 15:53:39 CET

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Fabricantes Europeos de Automóviles (Acea) y la Federación Europea de Trabajadores del Metal (EMF) han solicitado a la Unión Europea que mejore las condiciones de comercio entre los países miembros y los de fuera, informó hoy la Asociación en un comunicado.

Esta solicitud se relaciona con la oposición mostrada por ambas organizaciones al plan Acceso al Mercado No Agrícola (NAMA) que se ha propuesto en el marco dentro de la Ronda de Doha y que supone un riesgo para la competitividad de la industria europea, lo que supone una mayor presión sobre los costes de producción y el empleo.

El secretario general de EMF, Peter Scherrer, mostró el apoyo de su Federación a los acuerdos multilaterales de comercio, siempre que contemplen que el libre comercio debe entenderse dentro de una estrategia de crecimiento y desarrollo.

"Esto significa que Europa debe salvaguardar el empleo en los sectores de producción con un alto valor añadido, como el de la industria de la automoción, y asegurar rutas justas para exportas sus productos", añadió.

Por su parte, el secretario general de Acea, Ivan Hodac, explicó que en la Asociación están a favor de la reducción de las tarifas de importación en la UE, aunque siempre que éstas hagan más igualitario el acceso al mercado. De esta forma, resaltó que las negociaciones que se están manteniendo en la actualidad están tratando la desventaja de la industria automovilística europea frente a países asiáticos o latinoamericanos.

Por ello, manifestó su deseo de que la UE utilice sus "flexibilidades" en todos los sectores, incluido el de la automoción, y que no dedique todos sus esfuerzos para defender el sector de la agricultura frente a otros países de fuera de la Unión. Hodac indicó que no se ha producido ningún progreso en levantar las barreras tarifarias, que limitan la exportación de vehículos y de componentes.

Estas declaraciones se enmarcan dentro del análisis realizado por Acea y EMF en el que se muestra que los principales países emergentes están tomando ventajas competitivas frente a la industria de automoción europea, ya que se benefician de dichas "flexibilidades", con el pago de menos aranceles.

Al mismo tiempo, Scherrer señaló que el efecto final de esta situación dará una ventaja a otros países desarrollados fuera de Europa como Japón o Corea del Sur, que también se benefician de los reducidos impuestos de la Unión Europea.

En la actualidad, las impuestos correspondientes a los turismos y vehículos comerciales suponen el 10%, el 22% para vehículos industriales y un 16% para autobuses. Las tarifas de importación se sitúan en el 100% del precio original en India y en el 80% en países asiáticos, mientras que en el Mercosur esta cifra se sitúa en el 35%.

Según el texto del NAMA estas tarifas podrían reducirse en más de la mitad, sin que haya ninguna garantía de que las tarifas más altas se vayan a reducir en los países en desarrollo.