Actualizado 11/03/2009 15:40 CET

Economía.- El presidente de la CAI señala que el sector exterior de la economía española requiere de "cambios drásticos"

ZARAGOZA, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El economista y presidente de Caja Inmaculada (CAI), Antonio Aznar, opinó hoy que el sector exterior de la economía española requiere de "cambios drásticos" tras los "excesos cometidos en los últimos años" por parte de las empresas, especialmente en el sector inmobiliario.

Antonio Aznar se pronunció así en declaraciones a los medios de comunicación antes de pronunciar una conferencia sobre la crisis económica y sus implicaciones, en el salón de actos de la Facultad de Económicas y Empresariales de Zaragoza.

Aznar, catedrático de Fundamentos de Análisis Económico de la Universidad de Zaragoza, explicó que a mediados de 2010 se podría salir de la crisis económica siempre y cuando "hayamos afrontando bien" tres retos, dos de ellos referidos al sector financiero y al sector público y el tercero al sector exterior.

A su entender, es éste último el que falta por abordar ya que las medidas tomadas por el Gobierno ante la crisis y en relación con el sector financiero, "son muy acertadas y en breve el sector financiero recuperará la normalidad", mientras que en el sector público hay que ver en qué medida se controla el gasto.

Sin embargo, todavía es preciso actuar en el sector exterior, después de que en los últimos años "hayamos consumido más de lo que hemos ahorrado" y las empresas hayan tenido que solicitar préstamos en bancos de Inglaterra, Francia y Alemania para "invertir más de lo que tenían ahorrado".

Esto ha supuesto que la deuda exterior haya subido hasta el 9,8 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) español, y esta deuda se eleve a unos cien mil millones anuales, algo que "agobia a un país" y que "hay que corregir rápidamente".

El endeudamiento se ha producido en las empresas no financieras, sobre todo en las inmobiliarias, mientras que el sector financiero no ha creado pasivos de forma neta y la administración pública ha mantenido un comportamiento "equilibrado".

Según Antonio Aznar, "si se toman las medidas suficientes para que esa necesidad de financiación cambie de signo o disminuya su signo negativo actual, la crisis podría remontarse fácilmente". Sin embargo, si no se toman las medidas estructurales necesarias para cambiar esa variable, "entonces los problemas se pueden alargar".

PÉRDIDA DE COMPETITIVIDAD

El economista comentó que la economía española ha tenido un "exceso de consumo e inversión" en los últimos años y una "pérdida de competitividad" del 30% en los últimos cinco o seis años respecto a la Unión Europea, "que es a donde exportamos el 60% de nuestros productos".

Por eso, abogó por hacer reformas para recuperar la competitividad, bajando márgenes y costes y poniendo en marcha medidas estructurales, como las relativas al sistema educativo y el incremento de la Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i).

Según relató, se tratará de ver "sector por sector" para estudiar "qué podemos hacer para mejorar su productividad, introduciendo las innovaciones de que tanto se habla".

Sobre la posibilidad de realizar una reforma laboral, propuso realizar un estudio comparado con los países que tengan una estructura similar a España, analizando si tienen una tasa de desempleo menor y mejor situación del mercado laboral "ver en qué línea podemos avanzar nosotros".

Finalmente, comentó que "viendo como va el entorno y lo dispuestos que estamos los españoles a decir que nos hemos pasado, que estamos con resaca y que tenemos que purgar el exceso cometido, podemos pensar que saldremos de la crisis a mediados del 2010", siempre y cuanto se hayan afrontando "bien" los tres retos, del sector financiero, público y sector exterior.