IU-ICV y UPyD reclaman que Rajoy se pronuncie sobre las recomendaciones del FMI

Publicado 17/06/2015 8:09:30CET
Rajoy en el Congreso
EUROPA PRESS

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) en el Congreso, Cayo Lara, y la líder de UPyD, Rosa Díez, forzarán este miércoles al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a pronunciarse sobre las recomendaciones que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha hecho España, entre las que se cuentan nuevas subidas de impuestos y rebajas salariales.

Ambos dirigentes aprovecharán la sesión de control al Gobierno del Pleno del Congreso para preguntar al presidente por su opinión respecto de las sugerencias que el FMI ha incluido en sus conclusiones preliminares del 'Artículo IV', donde se piden más reformas a España y se sugiere un contrato único con indemnización creciente según la antigüedad, un ajuste de salarios y horarios de trabajo, facilitar el descuelgue de convenios, elevar los impuestos especiales, las tasas medioambientales y el IVA; o introducir copagos en la sanidad y la educación

En estas circunstancias, y ante la publicación del informe anual del Banco de España esta misma semana, donde se incorporan recomendaciones similares --aumentar el peso relativo de la imposición indirecta y reducir la indemnización por despido de los contratos indefinidos, entre otras cosas--, tanto Lara como Díez quieren que Rajoy aclare si tiene previsto seguir alguna de las sugerencias del organismo que dirige Christine Lagarde.

RECHAZO GENERALIZADO

Unas posibilidades contra las que los partidos de la oposición parlamentaria ya se han manifestado. De hecho, el portavoz parlamentario de la Izquierda Plural, José Luis Centella, recomendó al FMI presentarse a las elecciones generales de final de año si quiere gobernar España, en lugar de intentar "influir antidemocráticamente" en el futuro del país, y rechazó sus recomendaciones por considerarlas "perjudiciales" para la economía.

En el mismo sentido, Rosa Díez opinó que las propuestas del Fondo son "injustas" socialmente, porque perjudicarían a quienes más han soportado el peso de la crisis, y "negativas" desde el punto de vista económico, porque "una familia asfixiada es una familia que no consume". "Espero que el Gobierno no cumpla estas instrucciones", reclamó.

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, descartó este jueves de forma tajante la posibilidad de que el Gobierno plantee nuevos incrementos tributarios en lo que queda de legislatura. "Desde luego, no vamos a hacer ningún tipo de subida de impuestos", aseguró, subrayando que es el "momento de afianzar la recuperación y el crecimiento económico".

Para leer más