Lucha contra el paro y mejora de la competitividad, reformas para 2015

Publicado 30/04/2015 22:17:58CET

MADRID, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno ha aprobado este jueves el Plan Nacional de Reformas, que se centra principalmente en la lucha contra el paro, la protección e inclusión social, el fomento de la competitividad, la eficiencia de la Administración Pública y la lucha contra el fraude fiscal.

En materia de lucha contra el desempleo, las medidas se centran en mejorar las políticas activas de empleo y de formación y en moderar los costes empresariales por cotizaciones sociales. Por ello, en 2015 se ha puesto en marcha una nueva reducción de las cotizaciones para fomentar la creación de empleo indefinido, particularmente orientada a incentivar la contratación de los colectivos con más dificultades para acceder a un empleo estable.

Además, en este 2015, se pondrán en marcha nuevas medidas de apoyo al trabajo autónomo y al emprendimiento a través de entidades de economía social, y otras medidas dirigidas a facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar de los trabajadores autónomos. También se pondrá en marcha la reciente reforma de la formación profesional para el empleo, dirigida a incrementar la calidad de la formación que reciben tanto los ocupados como los desempleados.

En materia de protección e inclusión social, se adoptarán medidas dentro del marco del Plan Nacional de acción para la Inclusión Social y, además, se aprobarán próximamente planes de familia y de inclusión.

En materia de fomento del crecimiento y la competitividad, el Gobierno destaca que 2015 va a ser el año para la implantación definitiva de la ley de desindexación de la economía española, norma que se completará con el desarrollo de su reglamento. Además, se acelerará el proceso de adaptación de la normativa a la Ley de Garantía de la Unidad de Mercado. Ambas iniciativas, según el Ejecutivo, redundarán en un mejor funcionamiento de los mercados y en una mayor capacidad de crecer y crear empleo.

En materia del impulso de la inversión empresarial y financiación, se adoptarán medidas como la segunda oportunidad y su puesta en marcha, así como con nuevas medidas que atraigan el talento y la inversión, como la modificación del visado de emprendedores y la creación de la Agencia Estatal para la Investigación.

En cuanto al crédito, se aprobarán los proyectos de Ley de Auditoría de Cuentas, de Recuperación y Resolución de entidades de crédito; y de Ordenación, Supervisión y Solvencia de entidades aseguradoras.

En materia de administración pública, en 2015 se continuará con la ejecución de las medidas que consoliden las reformas adoptadas, identificadas en el informe CORA. A día de hoy se han acumulado desde 2012 unos ahorros de 20.352 millones de euros. Próximamente se aprobarán, a este respecto, de las leyes del Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común Además, se avanzará en la reforma de la Ley de Contratos del Sector Público, con el objetivo de mayor transparencia y racionalidad a la contratación pública.

LUCHA CONTRA EL FRAUDE.

En el ámbito de lucha contra el fraude, el Gobierno afirma que las medidas ya puestas en marcha han permitido que, entre 2012 y 2014, se recauden, 34.785 millones de euros, a los que se añaden los casi 15.000 millones obtenidos en el mismo período en la lucha contra el fraude laboral. En 2015 se seguirá combatiendo el fraude fiscal con las medidas que figuran en la reforma de la Ley General Tributaria.

Por último, el Plan Nacional de Reformas, remitido este jueves a Bruselas junto con el Plan de Estabilidad, recoge también las reformas estructurales a nivel de la Unión Europea, como son la integración fiscal y la profundización en el mercado interior, para que éste sea cada vez más integrado y eficiente en ámbitos como la armonización fiscal y la lucha contra el fraude.

Asimismo, el impulso al mercado energético o el mercado único digital son otras de las reformas en el ámbito europeo. Todo ello, según el Ejecutivo, en el marco de una política económica que impulse la inversión, el crecimiento y el empleo a través del apoyo a la inversión y el 'Plan Juncker'.