5 de abril de 2020
 
Publicado 30/04/2015 11:17:20 +02:00CET

El precio de la vivienda de segunda mano cayó un 6,9% en abril

MADRID, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

El precio de la vivienda de segunda mano en España cayó un 6,9% en abril respecto al mismo mes de 2014, hasta 1.527 euros por metro cuadrado, y sigue su tendencia hacia la estabilización, según informa el portal inmobiliario pisos.com. En comparación con el precio de la vivienda de segunda mano en marzo, la bajada fue del 0,75%.

Las regiones más caras en abril fueron País Vasco (2.879 euros por metro cuadrado), Baleares (2.041 euros por metro cuadrado) y Madrid (2.034 euros por metro cuadrado), mientras que las más baratas fueron Castilla-La Mancha (962 euros por metro cuadrado), Extremadura (1.163 euros por metro cuadrado) y Murcia (1.194 euros por metro cuadrado). En tasa interanual, ninguna región registró un repunte y los mayores ajustes se produjeron en Murcia (-12,87%), Aragón (-10,30%) y Galicia (-9,20%).

Por provincias, las bajadas más pronunciadas en el precio de la vivienda usada respecto al año pasado se dieron en Córdoba (-14,72%), Pontevedra (-13,72%) y Ávila (-13,31%) y solamente se produjo un aumento en el precio en Santa Cruz de Tenerife (0,15%).

En abril, la provincia más cara fue Guipúzcoa, con 3.292 euros por metro cuadrado, seguida por Vizcaya (2.855 euros por metro cuadrado) y Álava (2.285 euros por metro cuadrado). El precio más barato se dio en Cuenca, con 682 euros por metro cuadrado, seguida por Ciudad Real (828 euros por metro cuadrado) y Ávila (841 euros por metro cuadrado).

Las capitales de provincia más caras fueron San Sebastián (4.014 euros por metro cuadrado), Barcelona (3.143 euros por metro cuadrado) y Bilbao (3.092 euros por metro cuadrado), mientras que la más barata fue Ávila, con 992 euros por metro cuadrado.

"Aunque frente al año pasado pocas localizaciones incrementan sus precios, las subidas mensuales comienzan a tomar fuerza", ha señalado el director general de pisos.com, Miguel Ángel Alemany. No obstante, ha advertido de que "todavía se tardará mucho en ver repuntes de manera generalizada" y de que estos se darán "casi en exclusiva a mercados muy locales".

Según ha explicado, las capitales consolidadas con gran densidad de población son las que primero han captado la atención de la demanda, "no solo por ser enclaves residenciales con todos los servicios en la puerta, sino por ser activos con un enorme potencial en el mercado del alquiler".

En su opinión, la recuperación de la compraventa que está produciendo desde hace unos meses se debe al ajuste de precios, pero también a la apertura del crédito, ya que "la vuelta al terreno de juego de las entidades financieras ha sido decisiva para apuntalar de nuevo las ventas".

Además, Alemany ha apuntado que el inicio de los proyectos residenciales está "saliendo de la zona oscura", pero que la vivienda de segunda mano "todavía tirará a las transacciones a lo largo de este año y el que viene", dado que las promociones que se están comenzando ahora no estarán listas hasta dentro de un año como mínimo.